internacionales

Bahréin sigue los pasos de Emiratos y reconoce al Estado de Israel

Por Agencia Télam

11-09-2020 03:45

Después de frenéticas reuniones con sus aliados en Medio Oriente en las últimas semanas, el Gobierno de Donald Trump se anotó hoy una nueva victoria al anunciar que la monarquía de Bahréin e Israel establecerán relaciones diplomáticas, apenas un mes después de un acuerdo similar negociado con Emiratos Árabes Unidos (EAU) que aún no se firmó.

"¡Otro avance histórico hoy! Nuestros dos grandes amigos, Israel y el Reino de Bahréin, concluyen un Acuerdo de Paz: ¡El segundo país árabe que hace la paz con Israel en 30 días!", tuiteó hoy el jefe de Estado, Donald Trump, quien ya había calificado el acuerdo con Emiratos como de paz, pese a que ninguna de estas dos monarquías del Golfo Pérsico estuvieron alguna vez en guerra con Israel.

El anuncio de este acuerdo que establece las relaciones diplomáticas entre ambos países de Medio Oriente ocurre pocas semanas después de que Israel anunciara uno similar con los EAU, que sigue siendo discutido y aún debe ser firmado.

Como con Emiratos, el mediador de las negociaciones entre Bahréin e Israel fue el Gobierno de Trump, que envió a su secretario de Estado, Mike Pompeo, y a su yerno y asesor, Jared Kushner para tratar a convencer a más aliados de Medio Oriente que se sumen y reconozcan a Israel.

En el anuncio de hoy, los tres países defendieron el nuevo acuerdo: “Abrir un diálogo directo y formar lazos entre estas dos sociedades dinámicas con economías avanzadas continuará con la transformación de Medio Oriente e incrementará la estabilidad, seguridad y prosperidad en la región”, según el comunicado conjunto replicado por la agencia de noticias AFP.

El anuncio también se conoció luego que un legislador sueco informara que había nominado al Gobierno de Trump al Premio Nobel de la Paz de 2021 por su aporte en el acuerdo comercial entre Kosovo y Serbia, que empezarán a tener vínculos en esta área tras 20 años de conflicto, que terminó con la independencia del primero en 2008.

"Nominé al Gobierno de Estados Unidos y a los Gobiernos de Kosovo y Serbia al Premio Nobel de la Paz por su trabajo conjunto por la paz y el desarrollo económico a través del acuerdo de cooperación firmado en la Casa Blanca. El comercio y las comunicaciones son fundamentos importantes para la paz", argumentó en su Tiwtter el parlamentario sueco Magnus Jacobsson, quien representa al partido político de derecha Demócratas Cristianos.

El acuerdo establece la normalización de las relaciones económicas entre los Gobiernos de Kosovo y Serbia y la apertura de sus embajadas ante el Estado de Israel en Jesuralén, una política que impulsa la Casa Blanca, frente a la mayoría del mundo que no reconoce a la ciudad como la capital israelí.

Esta es la segunda nominación que recibe el presidente norteamericano para el reconocido premio.

Esta semana. otro legislador noruego, conocido por sus posiciones antiinmigración y anti islam, lo nominó en apoyo al acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos.

(Télam)