internacionales

Bachelet: Reconstruirnos mejor, no tiene que ser un ideal. Tiene que ser un deber

Por Agencia Télam

26-08-2020 08:15

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó hoy que la pandemia de coronavirus dejó en evidencia una "crisis humana" y que para revertir la desigualdad hay que centrarse en "los derechos humanos", al tiempo que llamó a la "cooperación internacional" para la reconstrucción.

"Esta es una crisis humana. La respuesta sólo será efectiva si se centra en los derechos humanos", alertó la expresidenta de Chile a nueve meses de que se detectaran los primeros casos en Wuhan, China, durante una charla que brindó en el ciclo virtual Conversaciones Ditellianas Internacionales, de la Universidad Torcuato Di Tella.

"Está claro -profundizó- que esta epidemia amenaza la paz, la estabilidad política y económica, como el desarrollo, y abordarla exige mejores condiciones de salud y más respeto a los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales".

Para la jefa de los Derechos Humanos de la ONU, esta situación debe estimular a “adoptar medidas transformadoras basadas en los Derechos Humanos, políticas que promuevan la salud pública, la confianza en las autoridades y una mayor resiliencia social y económica”.

El mundo se acerca a los 24 millones de casos de coronavirus y las muertes ya sobrepasaron las 820.000, mientras la pandemia deja al descubierto las desigualdades entre regiones y las profundiza aún más hacia el interior de cada estrato social.

“La pandemia demostró que el mundo es desigual, incluso en países desarrollados”, enfatizó Bachelet y agregó que pese a que el virus pueda afectar a todos “los impactos sí son discriminatorios”.

Entre los grupos más afectados, atravesados por un dispar acceso a la educación y a la salud, la expresidenta chilena destacó a los pueblos indígenas, que hasta mediados de agosto registraron más de 70.000 contagios en América y más de 1.000 muertes, las poblaciones afrodescendiente y latina, y otras minorías, que además se enfrentan a distintas formas de discriminación estructural.

Asimismo, manifestó su preocupación por las personas de la tercera edad, personas privadas de su libertad, migrantes y resaltó que la pandemia del coronavirus generó un notable incremento de la violencia de género contra las mujeres y niñas.

“En Perú desde que se declaró el estado de emergencia, habían desaparecido 915 mujeres y 70% de ellas son niñas y adolescentes; en El Salvador desde el 17 de marzo y 29 de junio, se reportaron 49 femicidios y un aumento del 30% de llamadas telefónicas vinculadas a violencia contra las mujeres”, detalló.

“En México, el total de presuntos delitos asciende a 473 en lo que va de este año y 99 de las víctimas solo en junio; en Colombia las llamadas a la línea de emergencia aumentaron un 127%; mientras que en Buenos Aires se incrementaron un 60%”, señaló, sobre un índice que se reproduce a nivel mundial.

Por último, aseveró que volver a la "normalidad" implicaría "volver a recrear las mismas condiciones de desigualdad", y que la configuración del presente requiere de "respuestas globales" y una "lucha contra el cambio climático" para que no vuelva a repetirse una zoonosis.

"Reconstruirnos mejor, no tiene que ser un ideal. Tiene que ser un deber", remarcó. (Télam)