internacionales

Azerbaiyán dice que Armenia admitió su derrota al pedir ayuda militar a Rusia

Por Agencia Télam

01-11-2020 09:00

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, interpretó hoy que "Armenia ha admitido la derrota" en la confrontación por Nagorno Karabaj, al pedir ayuda militar a Rusia cuando, aseguró, o tiene razones legales para hacerlo.

"Armenia ha admitido la derrota. Como usted sabe, el primer ministro de Armenia envió recientemente una carta al presidente de Rusia, señor (Vladimir) Putin. En realidad esta carta es una admisión de derrota, porque se solicitó el apoyo militar de Rusia, aunque no hay ninguna razón para ello", dijo Aliev en una reunión con el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en Bakú.

Según el mandatario, "Azerbaiyán lleva a cabo sus operaciones militares en los territorios reconocidos por la comunidad internacional".

"En el territorio de Armenia no se lleva a cabo operación ninguna y no tenemos tales planes. Si lo hubiera, lo habríamos hecho en julio de este año. Como usted sabe, aquel entonces Armenia nos atacó en la frontera estatal y nosotros, sin cruzar la frontera estatal, los hicimos retirarse de nuestras tierras", recalcó.

De esta forma Azerbaiyán sale al cruce del pedido que el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, hizo al presidente ruso, Vladimir Putin, para que inicie consultas "urgentes" sobre la ayuda que podría proporcionar para garantizar la seguridad en Armenia, en virtud de un acuerdo de cooperación que tienen ambas naciones.

El Gobierno ruso dijo ayer mismo que está dispuesto a suministrar la asistencia "necesaria" a Armenia en el conflicto con Azerbaiyán en la región separatista de Nagorno Karabaj, si los combates se propagan a territorio armenio.

"Rusia otorgará la ayuda necesaria si los enfrentamientos se produjeran directamente en territorio de Armenia", anunció hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, de acuerdo a un comunicado que reproduce la agencia de noticias AFP.

La confrontación, en rigor, es entre Azerbaiyán y los separatistas de la región de Nagorno Karabaj, donde la mayoría armenia aprobó en 1991 un referéndum para independizarse de los azeríes y conformaron la República de Artsaj, con el respaldo de Armenia.

Esa decisión independentista derivó en un conflicto bélico que tuvo un saldo de 30.000 muertos y se extendió hasta 1994, bajo la mediación del Grupo de Minsk, conformado por Estados Unidos, Francia y Rusia.

Desde entonces hubo esporádicos enfrentamientos. El más importante en 2016, cuando se produjo la llamada Guerra de los Cuatro Días, que sumó dos centenares de muertos a los víctimas de la confrontación.

En esta nueva escalada del conflicto, que se inició el último 27 de septiembre, en la región de Nagorno Karabaj al menos 45 civiles fallecieron y 141 resultaron heridos, señaló hoy el defensor del pueblo de la república autoproclamada de Artsaj.

"En el período entre el 27 de septiembre y el 31 de octubre, 45 civiles murieron en Artsaj, incluidos 37 hombres y 8 mujeres. 141 personas resultaron heridas, 120 de ellas sufrieron heridas graves", tuiteó.

Al menos 25 civiles murieron cerca de sus hogares, añadió, citado por la agencia rusa Sputnik.

Asimismo afirmó que "durante este período quedaron dañados 13.100 edificios residenciales, 2.700 instalaciones de infraestructura y 2.000 automóviles".

Al mismo tiempo, el centro de información oficial de Nagorno Karabaj comunicó, citando a la ministra de Educación de la república autoproclamada, de 61 escuelas y 10 guarderías destruidas.

Desde el rebrote de las hostilidades a finales de septiembre, Azerbaiyán y Armenia han pactado ya tres armisticios en la zona de conflicto –a partir del 10, el 18 y el 26 de octubre– pero las treguas fueron infringidas el mismo día que entraron en vigor. (Télam)