internacionales

Azerbaiyán derribó un helicóptero ruso sobre Armenia, cerca de una zona en conflicto

Por Agencia Télam

09-11-2020 04:00

Azerbaiyán derribó hoy "por accidente" un helicóptero ruso que sobrevolaba sobre Armenia y, al menos dos miembros de la tripulación murieron, en pleno conflicto entre estas naciones del Cáucaso por la región separatista de Nagorno Karabaj, según informaron fuentes oficiales.

"El 9 de noviembre, aproximadamente a las 17.30 hora en Moscú (11.30 en la mañana argentina), un helicóptero Mi-24 ruso fue atacado desde tierra con sistema de defensa aérea portátil mientras escoltaba un convoy de la 102ª base militar rusa a través del territorio de la República de Armenia en el espacio aéreo cerca de la localidad armenia de Yerasj, cerca de la frontera con la República Autónoma de Najicheván", en Azerbaiyán, informó un comunicado del Ministerio de Defensa rusa, citado por la agencia de noticias de ese país Sputniuk.

El texto agregó que "como resultado del impacto de misil, el helicóptero perdió el control y cayó en una zona montañosa del territorio de Armenia".

"Dos tripulantes murieron, uno fue evacuado al aeródromo con heridas de mediana gravedad", explicó el Gobierno ruso y adelantó que realizará una investigación para establecer responsabilidades.

El Gobierno armenio ya se comprometió a ayudar en este proceso.

Sin embargo, poco después, la propia Cancillería de Azerbaiyán reconoció que derribó accidentalmente el helicóptero, ofreció disculpas a Rusia y declaró que está dispuesto a pagar una indemnización por los daños humanos y material, informó Sputnik.

Más allá del reconocimiento de Azerbaiyán y el pedido de disculpas, el derribo se produjo en el marco de la guerra que pelean desde septiembre pasado Armenia y Azerbaiyán por la región separatista de Nagorno Karabaj, y podría profundizar aún más la tensión y la violencia.

Por eso, el vocero del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, destacó hoy que el helicóptero ruso fue derribado sobre el territorio armenio y "fuera de la zona de hostilidades".

Rusia, que dispone de una base militar en Armenia, es su mayor aliado militar y político y, aunque públicamente Moscú aseguró que su acuerdo bilateral de defensa no incluye la región separatista de Nagorno Karabaj, en la geopolítica del conflicto, su apoyo a Armenia es claro.

El enclave en disputa y poblado hoy en su mayoría por armenios cristianos declaró su independencia de Azerbaiyán, país musulmán chiita de habla turca, poco antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, lo que desató una guerra entre ese país y Armenia, el principal apoyo de Nagorno Kabaraj.

Más de 30.000 personas murieron y en 1994 ambos firmaron un alto el fuego, que desde entonces fue interrumpido a menudo por escaramuzas y enfrentamientos.

Pero desde el 27 de septiembre pasado, las fuerzas azerbaiyanas, armenias y las de la región separatista se enfrentan de nuevo en una guerra. Ya hubo tres intentos fallidos de tregua humanitaria, pero los combates continúan.

Además de una posible crisis humanitaria, la comunidad internacional teme que el conflicto se internacionalice: Turquía apoya a Azerbaiyán y Armenia tiene como aliado a Rusia.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aseguró hace una semana que existe la posibilidad de que se hayan cometido crímenes de guerra en el conflicto, debido a ataques "indiscriminados" contra la población civil y ejecuciones arbitrarias. (Télam)