internacionales

Ataque antisemita en Alemania: un joven herido grave tras ser golpeado con una pala en la cabeza

Por Agencia Télam

05-10-2020 12:45

Un estudiante judío que quedó gravemente herido al ser agredido a golpes de pala en la cabeza en la ciudad alemana de Hamburgo por un presunto neonazi pudo haber sido víctima de una “intento de asesinato de carácter antisemita”, dijo hoy la policía alemana.

El joven, de 26 años, se disponía a entrar ayer en la sinagoga de Hohe Weide para celebrar la festividad de Sucot o "fiesta de las cabañas", cuando un sujeto vestido con uniforme militar alemán le atacó con una pala plegable.

La víctima sufrió heridas de gravedad, aunque su vida no corre peligro, informó la policía.

El joven logró escapar de su agresor y recibir los primeros auxilios antes de ser conducido al hospital.

El agresor, un alemán de 29 años, fue inmediatamente detenido por la policía que, como ocurre en todas las sinagogas de Alemania, monta guardia en el exterior.

Durante el arresto, se le encontró una hoja donde había dibujada una cruz gamada, uno de los símbolos adoptados por la Alemania nazi.

El sospechoso daba además la impresión de estar "muy confundido", lo que complicó su interrogatorio, según el portavoz de la policía de Hamburgo.

Se estudia también el origen del uniforme militar del detenido.

"El estudio de las circunstancias nos lleva a pensar en un ataque antisemita", dijo la policía, citada por la agencia de noticias AFP.

Las primeras investigaciones han permitido descartar posibles cómplices.

El periódico Hamburger Morgenpost señaló que el joven atacado llevaba puesta la kipá, la pequeña gorra ritual de tela usada por los judíos sobre todo en actos religiosos, y que el interior de la sinagoga estaba lleno de fieles que celebraban la alegre fiesta.

Con Alemania aún atormentada por su pasado nazi, el acto fue calificado por la jefa de Gobierno alemana, la canciller Angela Merkel, como una "vergüenza".

"Toda la sociedad debe decirlo claramente, estos actos son un ignominia", dijo, por su parte, Steffen Seiber, el portavoz de Merkel.

El Consejo Central de los Judíos en Alemania, la principal organización de los judíos en ese país, afirmó por su parte que el ataque al estudiante “sólo puede clasificarse como antisemita”.

Su presidente, Josef Schuster, señaló que “la situación de los judíos convertidos cada vez más en diana del odio no debe dejar a nadie indiferente un un Estado de derecho como Alemania”.

Este ataque se produce casi un año después del atentado fallido contra una sinagoga de la ciudad oriental de Halle durante la celebración del Yom Kipur, la festividad judía más importante, el 9 de octubre de 2019.

Los crímenes y delitos antisemitas e islamófobos, en su mayoría cometidos por simpatizantes de la extrema derecha, aumentaron en Alemania un 13% con respecto a 2019. (Télam)