internacionales

Asesinan a otro líder indígena en Colombia

Por Agencia Télam

13-07-2020 03:45

El líder indígena Wilson Eduardo Baicue fue asesinado en las últimas horas en la localidad colombiana de Puerto Caicedo, en el departamento de Putumayo, y se suma a la ola de violencia en el país contra activistas, líderes sociales y exguerrilleros

Dos hombres armados asesinaron a Wilson Eduardo Baicue Quiguanas, un comunero indígena de 24 años, de cuatro impactos de bala de armas, según versiones preliminares recogidas por RCN Radio.

Los hombres llegaron en un bote hasta la casa de Baicue y lo sacaron por la fuerza y le dispararon a cinco minutos de distancia de su hogar, donde los vecinos encontraron su cadáver.

Según RCN Radio, los hombres portaban armas de fuego de corto alcance e iban vestidos de civil.

Las autoridades iniciaron la investigación para determinar los móviles e identificar a los autores del crimen.

Baicue pertenecía a la comunidad rural de La Esperanza, en el municipio de Puerto Caicedoy formaba parte de la junta comunitaria desde donde habría liderado varias campañas dirigidas a la juventud.

El asesinato de Baicue se suma a la ola de violencia que rige en Colombia contra activistas, líderes sociales, ex miembros de las FARC y comuneros indígenas, desde la firma en 2016 del acuerdo de paz con las FARC, debido a la lucha entre grupos rivales para tomar posesión de los territorios y negocios de la disuelta guerrilla.

De acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), las principales víctimas fueron líderes sociales y ex guerrilleros, informó la agencia de noticias Europa Press.

Indepaz agregó que al menos 150 activistas fueron asesinados solo en lo que va de año, 15 líderes sociales en la región de Putumayo, mientras que la FARC cifra en al menos 217 los ex insurgentes asesinados desde 2016.

El movimiento Justicia y Paz denunció que en la zona donde ocurrió el asesinato es un territorio que desde los últimos meses se convirtió en una zona de disputa entre el Frente Carolina Ramírez, una disidencia de las FARC y una banda criminal conocida como La Mafia.

Hasta el momento, no se conoce un pronunciamiento oficial de las autoridades sobre el asesinato, informó la radio colombiana.

El último viernes llegó a Bogotá la llamada Marcha por la Dignidad. tras recorrer a pie casi 600 kilómetros para reclamar el fin de la violencia en Colombia y por el asesinato de líderes sociales, indígenas, campesinos, afrodescendientes y personas del colectivo LGTBI. (Télam)