internacionales

Arce, el arquitecto del resurgimiento económico de Bolivia que busca sumar los votos de clase media

Por Agencia Télam

19-01-2020 09:00

El flamante candidato a la presidencia de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para los comicios del 3 de mayo, el economista Luir Arce, es uno de los pilares del partido y responsable del llamado “milagro económico de Bolivia”, lo que lo hace atractivo, según Evo Morales, para la clase media boliviana.

"El ex ministro de Economía Luis Arce es el arquitecto del resurgimiento económico de Bolivia y su figura tiene prestigio no sólo entre la población indígena", dijo Morales el pasado 31 de diciembre el enumerar los posibles candidatos y sus virtudes, anticipando el que seguramente fue un argumento de peso en su elección.

Lo que no dijo el ex presidente y actual jefe de campaña del MAS es que en ese éxito económico de Arce se asienta buena parte de la alta popularidad que supo tener durante sus 14 años en el presidencial Palacio Quemado.

Arce, un economista autoproclamado socialista que suele citar a Marx y Engels e ideólogo del modelo boliviano, estuvo al frente de la cartera de Economía desde 2006, casi 15 años en que la economía de Bolivia registró un crecimiento promedio anual superior al 5%.

La gestión aplicada por Arce se basó en la redistribución del ingreso, un estricto control del presupuesto, un mayor activismo del Estado y el aumento del consumo interno.

El proceso de transformación económica de Bolivia, la reducción de la pobreza y el hambre provocó la admiración y el reconocimiento tanto de organizaciones como del Banco Mundial.

Las políticas económicas de Bolivia tales como la nacionalización de los hidrocarburos, llevaron al país a una reducción de la mitad del porcentaje de personas subalimentadas, motivo por el cual durante la XXXIX Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el organismo le entregó al país un galardón.

"Somos el país de la tasa de desempleo más bajo de la región, el país que más ha reducido la pobreza extrema, que más ha aumentado la esperanza de vida, el que ha generado mejores condiciones de vida y oportunidades para la población", dijo Arce en una entrevista en septiembre de 2019 al multimedio ruso RT.

En 2006, cuando Morales llegó a la primera Presidencia, Bolivia tenía una de las más altas tasas de desempleo cuando, la tasa más alta de pobreza extrema y moderada y una muy baja esperanza de vida (63 años). Casi tres lustros más tarde las estadísticas son diferentes.

Las medidas de la cartera de Economía, con Arce a la cabeza, lograron en menos de 15 años de mandato, disminuir la pobreza, mejorar la redistribución del ingreso –Bolivia se convirtió en el quinto país mejor distribuido de la región- y aumentar la esperanza de vida en 10 años.

Asimismo la diferencia entre pobres y ricos se achicó considerablemente: si en 2006 la diferencia entre el percentil más rico y el más pobre era de 128 veces, en 2019 no llegaba ni a 40 está desigualdad.

Bolivia, además, se convirtió en uno de los países menos endeudados de la región, (24% del PBI).

La inflación tampoco estuvo en la agenda de preocupaciones del gobierno de Morales: en 2018 fue solo del 1,5%.

Arce fue reconocido tanto a nivel nacional e internacional como el principal artífice del crecimiento económico alcanzado por Bolivia durante el período 2006 - 2019, en los que el PBI de Bolivia creció en un 343%, de 9.573 millones de dólares a 42.401 millones de dólares en poco más de una década, logrando que la economía del país se cuadruplicara según los datos de entidades internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la CEPAL.

Entre las principales medidas tomadas por Arce que permitieron el desarrollo económico de Bolivia están el incentivo al mercado interno, la estabilidad del tipo de cambio y las políticas de industrialización de recursos naturales, todo englobado en el modelo de desarrollo social comunitario productivo. (Télam)