internacionales

ANSA/Chile: Pinochetismo cuestiona legitimidad nueva Carta

Por Agencia ANSA

10-01-2020 08:15

Por Margarita Bastías SANTIAGO DE CHILE, 10 ENE - El pinochetismo en el gobierno no dejó lugar a dudas de que rechaza una nueva Constitución, pese a que concurrió el 18 de noviembre a la firma de un acuerdo que estableció la realización de un plebiscito el próximo 26 de abril.

Reconoció que cuando diversas ciudades del país ardían por la agitación social, ella estaba a favor de sacar los militares a la calle para restablecer el orden.

Lo declaró la presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jacqueline Van Rysselberghe, quien defendió en La Tercera TV que "la mayoría de la gente que pertenece a la UDI quiere reformar la Constitución pero no está disponible para partir de cero", aunque "hay algunos que sí creen que el mejor camino para poder concretar los objetivos de la UDI es más fácil con una nueva Constitución".

En las próximas horas, la fuerza definirá su postura frente al proceso constituyente y la relación que mantendrán con el gobierno y los partidos de Chile Vamos.

Por ahora tiene congelada su participación en el gobierno.

La senadora insistió en que "la actual Constitución no es la de (Augusto) Pinochet, es la de (Ricardo) Lagos, que en el año 2005 dijo que por fin teníamos una Constitución validada, hecha por el pueblo y para el pueblo".

Aseguró que la postura de la UDI de "rechazar una nueva Constitución no es inmovilismo.

Nosotros estamos trabajando en un documento con abogados constitucionalistas para tener una postura de aquellas cosas que deberían perfeccionarse.

Por ejemplo, creo que es necesario que haya un Tribunal Constitucional, pero eventualmente se podría hacer algún cambio en eso".

Van Rysselberghe cuestionó a la oposición porque, a su juicio, "no condena abiertamente la violencia" y agregó que "con el tema de la paz no ha pasado nada", refiriéndose al nombre del acuerdo -"Por la paz y una nueva Constitución"- firmado el 15 de noviembre.

La médica psiquiatra consideró que en las masivas movilizaciones que efectuaban los chilenos todos los días, "habían demandas sociales pero lo que hubo fue un estallido de violencia".

Enseguida confirmó los rumores que hablaban de fuertes presiones esos días sobre el presidente Sebastián Piñera para que sacara nuevamente a los militares a las calles, bajo los cuales hubo más de 20 muertos.

"La UDI era partidaria de generar un estado de excepción para proteger la democracia porque la violencia atenta contra la democracia", ratificó la senadora.

Para Van Rysselberghe, "con estos niveles de violencia que hemos visto hoy día, una nueva Constitución tiene cero legitimidad.

Tiene menos legitimidad que la que pudo eventualmente haber tenido la Constitución del 80.

Cómo vas a negociar con una pistola arriba de la mesa, eso no va a ser la Constitución de todos, solo la de los que tienen la pistola encima de la mesa".

La Constitución de 1980 fue elaborada y promulgada bajo dictadura, sin registro electoral ni padrón, se votaba sólo con la cédula de identidad, el voto era transparente.

No existía libertad de prensa ni de expresión, el país estaba bajo estado de emergencia, los organismos de seguridad secuestraban y torturaban a los opositores, los tribunales rechazaban sistemáticamente los recursos de amparo, los partidos políticos estaban prohibidos y el Congreso clausurado por las fuerzas Armadas desde el mismo día del golpe, el 11 de septiembre de 1973.

(ANSA).