internacionales

ANSA/ Somalia: Feroz ataque, decenas de muertos en Mogadiscio

Por Agencia ANSA

28-12-2019 02:45

MOGADISCIO, 28 DIC - Eran casi las ocho de la mañana en Mogadiscio, la hora pico, cuando la ciudad cayó en un torbellino de terror y muerte: un camión bomba, dirigido por un terrorista suicida, fue detonado en una calle abarrotada, en medio de una larga fila que se había formado frente a un puesto de control.

Las cifras del daño letal es una de las más graves en los últimos años: al menos 76 muertos y más de cien heridos, según los primeros datos de las autoridades.

En un instante, el camión se convirtió en una enorme bola de fuego, que lanzó un número infinito de astillas incandescentes y fragmentos en todas las direcciones, matando y devastando todo en un radio de decenas y decenas de metros.

Sobrevivientes, testigos y socorristas hablan de cuerpos segmentados, mutilados y carbonizados, dispersos por todas partes e imposible de reconocer.

En medio de las escenas desgarradoras, los gritos desesperados de sobrevivientes entre los autos destrozados, el humo y las llamas después de la explosión.

Imagenes atroces de los heridos y de las personas que buscaban a sus seres queridos, todos bajo shock y golpeados por la poderosa onda de choque.

Lamentablemente, el número de víctimas, incluidos muchos estudiantes universitarios, así como mujeres y niños y varios policías, podría seguir aumentando.

De hecho, muchos heridos llegaron a hospitales en "estado desesperante".

Hasta altas horas de la noche, ningún grupo se había atribuido la responsabilidad del ataque, aunque parece haber pocas dudas sobre la matriz yihadista, en particular sobre la posibilidad de que los extremistas fueran los del letal grupo Al Shabaab, responsable de muchos ataques cruentos en el país.

Sin embargo, según Rita Katz, quien desde Site monitorea la galaxia yihadista online, la adjudicación del ataque puede jamás llegar.

La mayoría de los ataques autoproclamados por Al Shabaab fueron de hecho los que golpearon áreas frecuentadas por lo que llaman "agentes extranjeros" o contra objetivos percibidos como enemigos, como las fuerzas de seguridad, mientras que hoy han muerto decenas de civiles musulmanes, y esa circunstancia podría dañar su causa.

Por eso, mejor el silencio.

También en el ataque del 14 de octubre de 2017, que causó casi 600 muertes en Mogadiscio, la mayoría de ellas musulmanes, Al Shabaab fue considerado responsable, pero nunca se hizo cargo de esa acción.

En cualquier caso, un ataque tan devastador muestra cuán frágil es el equilibrio en Somalia, un país atormentado, y lo difícil que es para las fuerzas policiales somalíes gestionar la seguridad de los ciudadanos.

Lo que sucedió también se vuelve particularmente inquietante en vista de las elecciones que por primera vez en décadas deberían tener lugar en 2020 y la retirada progresiva esperada de Amisom, la fuerza de mantenimiento de la paz de la Unión Africana compuesta por 20 mil soldados, que deberían abandonar el terreno y ser reemplazados por un nuevo ejército regular somalí.

En cuestión de horas, el presidente somalí Mohamed Abdullahi Mohamed recibió mensajes de condolencia de todo el mundo, incluido el del presidente italiano, Sergio Mattarella, quien afirmó seguir "de cerca y con profunda tristeza las noticias sobre el ataque tan grave que golpeó" al país y expresó la solidaridad de Italia.

(ANSA).