internacionales

ANSA/ Siria: Damasco acusa a Washington por el petróleo

Por Agencia ANSA

25-12-2019 03:15

NUEVA YK, 25 DIC - "Estados Unidos no tiene ningún derecho sobre el petróleo de Siria", aseguró una alta fuente de Damasco, cuyo gobierno advirtió con lanzar "operaciones" contra las tropas estadounidenses que custodian los pozos petroleros en el país asiático.

Bouthaina Shaaban, asesora política y de medios del presidente sirio Bashar Al-Assad, dijo a NBC News que Estados Unidos "no tiene absolutamente ningún derecho".

"Es nuestro combustible", subrayó Shaaban.

"El está hablando de robarlo", continuó la vocera de Damasco, refiriéndose a la declaración del presidente Donald Trump a principios de este año de que Estados Unidos "mantendría" el petróleo sirio.

En octubre pasado, el gobierno de Trump anunció planes para retirar a unos 1.

000 soldados de Siria, lo que representa la mayor parte de la presencia militar norteamericana en el país.

Sin embargo, más tarde dio marcha atrás con la decisión y aprobó en cambio una misión militar ampliada para asegurar la custodia de los campos petroleros en el este de Siria.

Shaaban advirtió respecto a la "oposición popular" y con lanzar "operaciones contra los ocupantes estadounidenses de nuestro petróleo".

"Nuestra tierra debería ser total y completamente liberada de los ocupantes extranjeros, ya sean terroristas, o los turcos o los estadounidenses", agregó Shaaban, quien a menudo habla por Assad.

Sus palabras llegaron cuando las fuerzas del gobierno sirio siguieron adelante con una operación en el noroeste de Siria para recuperar el último bastión rebelde del país, tras varios años obteniendo triunfos en la guerra civil.

La guerra ha durado más de ocho años, involucrando a vecinos y superpotencias, incluidos Turquía, Irán, Estados Unidos y Rusia.

Grupos de derechos humanos acusan al gobierno sirio de utilizar armas prohibidas internacionalmente, incluidas armas químicas como el cloro, sobre poblaciones civiles.

El gobierno también está acusado por la desaparición forzada de parte de su propio pueblo, ejecutando a miles de prisioneros y llevando a cabo torturas sistemáticas en cárceles militares.

Desde el 16 de diciembre pasado, los bombardeos aéreos se han intensificado en el sur de la provincia de Idlib, acelerando el desplazamiento que había comenzado en noviembre, según un informe publicado por las Naciones Unidas.

La reciente escalada resultó en docenas de víctimas civiles y la migración de al menos 80.

000 civiles, incluidos 30.

000 solo en la última semana, indicó Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la U.

La Sociedad Médica Sirio Americana anunció esta semana que se vio obligada a suspender sus operaciones en dos hospitales importantes de la región, evacuando pacientes y personal.

(ANSA).