internacionales

ANSA/ Rusia: Putin cambia la Constitución

Por Agencia ANSA

15-01-2020 05:15

Por Mattia Bernardo Bagnoli MOSCU, 15 ENE - Vladimir Putin aprovechó hoy el discurso anual ante la Asamblea Federal para presentar al país la reforma constitucional que tanto se rumoreaba, mientras todo el gobierno ha renunciado para "dar al presidente la oportunidad" de "tomar todas las decisiones necesarias".

El mandatario propuso reforzar el rol del Parlamento y del gobierno, en detrimento de los poderes presidenciales.

Se trata de una maniobra que parece ser funcional para mantener a Putin en el poder el futuro, aunque en un papel diferente al del presidente, cuyo mandato ahora se limitará expresamente a dos períodos.

Así, el operativo de "sucesión' ha comenzado.

Que después de Putin, cuyo mandato terminan en 2024, pueda seguir Putin (tal vez en el cargo de primer ministro con prerrogativas reforzadas) es una posibilidad muy real.

Pero no es la única: pues una primera ola de reformas podría seguir a otras y otros roles, por ejemplo, el de jefe del Consejo de Seguridad, que Putin ya ocupa, podría ser revisado.

Mientras tanto, todo el gobierno ha renunciado para "dar al presidente la oportunidad" de "tomar todas las decisiones necesarias" al diseñar la nueva estructura.

Por su lado, Dimitri Medvedev, mano derecha de Putin, ya ha sido asignado al puesto de jefe adjunto del Consejo de Seguridad, creado específicamente para él.

Como primer ministro Putin propuso, y la Cámara ratificará mañana, el actual jefe del servicio fiscal federal ruso, Mikhail Mishustin.

Un técnico, lejos de los clanes políticos de más renombre.

Lo cual dice mucho sobre el juicio de Putin sobre la implementación de los planes elaborados para revitalizar la economía.

Putin, desde la práctica, ha elogiado a los ministros por el trabajo realizado y les pidió que permanecieran interinos hasta que el nuevo Ejecutivo asumiera el cargo (que quizás verá nuevas caras en cuadros clave como Asuntos Exteriores y Defensa).

Un terremoto, de hecho.

Pero bien preparado.

"Los rusos -declaró Putin ante la Asamblea Federal- quieren cambios".

La reforma constitucional prevé, además de encomendar al Parlamento el nombramiento del primer ministro y de los ministros, también el poder de destituir a los jueces de la Corte Suprema y de la Corte Constitucional, si se manchan con "acciones deshonrosas".

Además, los más altos funcionarios (jueces, gobernadores, diputados, ministros) ya no podrán tener un doble pasaporte y permiso de residencia en el extranjero.

Finalmente, cualquiera que se postule para presidente debe haber pasado 25 años seguidos en Rusia.

Las noticias, definidas como "serias" por el Kremlin, requerirán una "consulta popular", pero el término "referéndum" ha sido expresamente omitido.

Por el momento, no está claro lo que Putin tiene en mente y su portavoz, Dmitri Peskov, se limitó a decir que "las fechas y las reglas se determinarán más adelante en un decreto especial".

Sobre los tiempos, fuentes parlamentarias afirman que todo se hará "para el verano", lo que permitirá a los votantes votar sobre las políticas de septiembre de 2020 con la nueva configuración.

Putin ha garantizado que Rusia seguirá siendo "una fuerte democracia presidencial", porque es eso lo que mejor se adapta a las necesidades del país.

La pregunta que muchos analistas se hacen ahora es: ¨se detendrá Putin aquí o es el comienzo de un proceso más grande? Mientras tanto, la noticia ha estado acompañada de un poderoso aumento en el bienestar de las familias con bajos ingresos, quienes inmediatamente tendrán un aumento considerable en asignaciones para hijos y nuevos subsidios mensuales para cada niño de 3 a 7 años.

"Nacen pocos bebés y el éxito histórico de Rusia depende de cuántos seremos", completó.

(ANSA).