internacionales

ANSA/ Realeza: Harry y Meghan, Navidad fuera del palacio

Por Agencia ANSA

21-12-2019 10:00

LDRES, 21 DIC - El príncipe Harry y Meghan Markle volaron a Canadá con el pequeño Archie para pasar las vacaciones lejos del foco de atención palaciego antes de viajar a Estados Unidos para pasar Noche Buena con la madre de ella, Doria Ragland.

"Canadá es un país de la Commonwealth querido por los dos", dijo un portavoz de los duques de Sussex al recordar que el príncipe a menudo visitaba Canadá y que su esposa vivió allí siete años, cuando actuaba en la serie de televisión Suits.

La elección de no pasar las vacaciones de Navidad con el resto de la familia real había despertado la especulación de la prensa y los periódicos británicos, tanto que en la nota oficial que comunicaba la noticia se escribió explícitamente que la decisión se había tomado "de acuerdo con la reina" Isabel II.

"Están disfrutando del calor de los canadienses y la belleza del paisaje con su pequeño hijo", dijo el portavoz.

En estos días, entre otras cosas, el Príncipe Harry ha entrado en el espíritu de la Navidad vistiendo la ropa de Santa Claus para un video dedicado a la asociación Scotty's Little Soldiers, que trata con niños huérfanos de soldados británicos.

"Perder a un padre es increíblemente difícil, pero estoy seguro de que si se ayudan mutuamente, construirán un futuro maravilloso", es el mensaje del príncipe en el video.

Se espera que la pareja regrese a las actividades públicas a finales de enero del 2020, cuando darán a conocer los detalles de su nueva fundación benéfica.

En tanto, otro escándalo sacudió hoy a la pareja real.

Es que Alexi Lubomirski, el fotógrafo británico de origen polaco que fue el encargado de hacer las fotos oficiales de la boda de los duques de Sussex, relató algunos secretos del encargo que recibió para ese trabajo.

Según contó el periódico The Mirror, Lubomirski fue advertido de que no habría ninguna foto de la pareja besándose, así como tampoco de los entonces futuros duques corriendo o gritando en los jardines de Frogmore House, en Windsor.

Otro requisito indispensable en la serie de fotos era que el anillo de Meghan estuviera bien visible en varias tomas.

Pero además, el fotógrafo tuvo que lidiar con otro "enemigo": el tiempo.

Según su relato, apenas tuvo 25 minutos para hacer las fotos, con un miembro del personal de Windsor acompañándolo y advirtiéndole de la necesidad de que se ajustara al tiempo estipulado.

(ANSA).