internacionales

ANSA/ Puerto Rico: La isla volvió a temblar, miedo y espanto

Por Agencia ANSA

11-01-2020 03:30

NUEVA YK, 11 ENE - Los residentes de Puerto Rico no salen del asombro y del espanto, mientras intentaban recuperarse de la serie de terremotos que sacudieron la isla esta semana, esta mañana un fuerte movimiento de 5,9 grados sacudió la costa sur nuevamente.

El sismo de hoy se suma a la serie de golpes que afectó a la isla esta semana, entre ellos el terremoto del martes pasado de magnitud 6,4 grados, que causó la muerte de al menos una persona, un corte de energía en toda la isla y millonarios daños estructurales.

El último terremoto, que se registró alrededor de las 9 locales, causó aún más daños, principalmente en áreas alrededor de la costa sur donde cientos de hogares y escuelas ya se habían derrumbado por el temblor del martes.

El terremoto del sábado, que inicialmente se calculó en magnitud 6.

0, también dejó a aproximadamente 5.

000 clientes sin electricidad, según la autoridad de energía de la isla.

Testigos citados por medios locales dijeron que el temblor causó que los escombros de concreto de los edificios dañados cayeran a las calles, principalmente en el área sur.

Randy Baldwin, geofísico del Servicio Geológico de Estados Unidos, dijo que el terremoto de hoy se considera una réplica junto con varias otras durante la noche, una de ellas de magnitud de 5,0.

"La de esta mañana es la más fuerte" desde el gran terremoto del martes, aseguró el experto.

Cientos de terremotos y réplicas han sacudido la isla desde el año nuevo, de acuerdo a datos del Servicio Geológico.

Si bien el epicentro del último terremoto se centró en la costa sur de la isla, sus temblores se sintieron tan al norte como la capital San Juan.

El último terremoto se produce cuando miles de personas en toda la isla, principalmente en las ciudades del sur, han estado durmiendo al aire libre desde el martes.

Muchas personas cuyas casas se han derrumbado o que temen que lo que queda de ellas pueda derrumbarse con otras réplicas como la de hoy, han buscado refugios al aire libre, en muchos casos en improvisadas tiendas administrados por el gobierno local.

Otros llevan sus camas a la acera para dormir fuera de sus hogares hasta el amanecer.

En la ciudad de Ponce, parte de un edificio histórico de 1800 se derrumbó, y las calles en la parte sur de Guánica quedaron destruidas.

Hasta ahora, al menos una persona murió y otras nueve resultaron heridas como resultado de la actividad sísmica de esta semana.

Se estima que podría demandar más de un año reparar una de las centrales eléctricas más grandes y más dañadas de la isla, después del peor terremoto en más de un siglo del martes.

Lo informó José Ortiz, jefe de la autoridad de energía de Puerto Rico, quien destacó que la planta de Costa Sur en la ciudad sureña de Guayanilla, cerca del epicentro del terremoto de magnitud 6.

4, podría permanecer desconectada "tal vez hasta un año".

(ANSA).