internacionales

ANSA/ Papa: Capilla Sixtina como guardería, fiesta del bautismo

Por Agencia ANSA

12-01-2020 06:30

Por Manuela Tulli CIUDAD DEL VATICANO, 12 ENE - La Capilla Sixtina se convirtió hoy por un día en una suerte de guardería visto que, como cada año, el Sumo Pontífice celebró la fiesta del Bautismo de Jesús acogiendo bajo la bóveda pintada por Miguel Angel a 32 niños con sus botellas, chupetes y, sobre todo, llorando por el bautismo.

Un clima muy familiar que confirma la proximidad de la Iglesia tan querida por Jorge Bergoglio.

"Los niños no están acostumbrados a venir al Sixtina, ­es la primera vez! No están acostumbrados a estar encerrados en un ambiente ligeramente cálido.

Y no están acostumbrados a vestirse así, para una fiesta tan hermosa como hoy.

Se sentirán un poco incómodos en algún momento.

Y uno comenzará a llorar" y luego será un "concierto".

Y entonces el Papa, atento como un abuelo al dar el primer sacramento a esos pequeños, casi todos hijos de empleados del Vaticano, invitó a madres y padres a no dejarse intimidar por la solemnidad de la Sixtina.

"Si su bebé llora y se queja, tal vez sea porque hace demasiado calor: quítele algo; o porque tiene hambre: amamántelo, aquí, sí".

"Ellos tienen una dimensión 'coral': es suficiente para que uno dé el 'la' y todos comiencen, y el concierto tendrá lugar.

No se asusten.

Es un hermoso sermón cuando un niño llora en la iglesia -subrayó el Papa-, es una hermosa prédica".

El Papa también resaltó que "bautizar a un hijo es un acto de justicia porque nosotros en el bautismo les damos un tesoro", el Espíritu Santo que "lo defenderá, lo ayudará durante toda la vida.

Por esto es casi importante bautizarlos de niños, para que crezcan con la fuerza del Espíritu Santo".

El tema del bautismo vuelve también al Angelus con el Papa que invita a todos a todos a rastrear la fecha de su bautismo y celebrarlo, al igual que los cumpleaños.

Pero en la oración mariana en la Plaza de San Pedro también invita a los cristianos a "no presumir" y recordar que la fe se propone, no se impone.

Hubo momentos de tensión esta mañana en el Vaticano antes del comienzo de la celebración.

Un hombre había intentado entrar en el área del Vaticano con un avión no tripulado, escondido en una bolsa contenida a su vez en otra bolsa.

Pero tras ser detenido en uno de los controles policiales que apuntalan a toda el área el domingo, el hombre fue alejado y no se activó ninguna alarma en particular.