internacionales

ANSA/ México: Zapatistas celebran 26 años con rechazo Obrador

Por Agencia ANSA

01-01-2020 03:30

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 1 ENE - La guerrilla zapatista festejó 26 años de haber declarado la guerra al gobierno de México con un rechazo frontal a uno de los proyectos estelares de infraestructura del presidente Andrés López Obrador, el tren Maya, al que calificó como "un ataque a la Madre Tierra".

En un comunicado leído por el Subcomandante Moisés, durante el momento culminante de la celebración, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) indicó que luchará las consultas que ha realizado el mandatario "han sido simuladas" y no han incluido "la opinión de todos los pueblos originarios.

Moisés calificó a López Obrador de "capataz" y dijo que "retó a todos los pueblos originarios" sin importarle y "qué pensemos y sentimos" porque se propone "hacer lo que le ordena su patrón, el capitalismo".

López Obrador convocó en diciembre de 2018 a una consulta en la que supuestamente la mayoría de los indígenas dieron un "sí" a la obra, que atravesará 16 ciudades de 5 estados del sureste del país, entre ellos Chiapas, varias de las cuales cuentan varios sitios arqueológicos, y costará unos 6.

000 millones de dólares.

Los zapatistas señalaron que continuarán con su lucha en contra de los "mega proyectos" de López Obrador a través del Consejo Nacional Indígena.

El EZLN se alzó en armas en el nororiente de Chiapas, frontera con Guatemala, el 1 de enero de 1994 con demandas de autonomía, justicia y libertad, pero sólo unos días se registraron hostilidades que dejaron más de 200 muertos.

Indígenas de diferentes etnias, con el rostro cubierto, tomaron los municipios de San Cristóbal de las Casas, Altamirano, Las Margaritas y Ocosingo, el mismo día en que entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), suscrito por México, Estados Unidos y Canadá.

Los enfrentamientos sólo duraron unos días pues el entonces presidente Carlos Salinas designó el 10 de enero a su canciller Manuel Camacho Solís como comisionado para la Paz y la Reconciliación en Chiapas, y dos días después ordenó el cese al fuego unilateral del Ejército.

El 16 de enero envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía General contra los insurrectos y un mes después iniciaron los diálogos de paz en la catedral de San Cristóbal de Las Casas.

Sin embargo, el proceso fue muy prolongado y tenso y se vio perturbado por el asesinato el 23 de marzo del candidato presidencial oficialista Luis Donaldo Colosio, el casi seguro sucesor de Salinas, quien fue sustituido por Ernesto Zedillo, quien en diciembre relevó al mandatario.

Con Zedillo en el poder, las conversaciones casi llegaron a la ruptura luego que los servicios de inteligencia del gobierno develaron la identidad del líder visible del EZLN, el llamado Subcomandante Marcos.

Resultó ser Sebastián Guillén, un filósofo y ex docente universitario no indígena, educado con jesuitas y nacido en el norteño estado de Tamaulipas.

Pese a todo, el 16 de febrero de 1996 el gobierno firmó con el EZLN los Acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura, y promovió una ley para hacerlos realidad, sin que se aprobaran durante la gestión de Zedillo.

Con la llegada al poder del presidente Vicente Fox (2000-2006), el primer candidato de la oposición en ganar unas elecciones desde 1929, el Congreso aprueba la legislación tras una marcha realizada por los zapatistas a la capital y encabezada por Marcos.

Sin embargo, en septiembre de 2002 la Suprema Corte de Justicia falló en contra la constitucionalidad de los acuerdos, al declararlos "ilegales y contrarios al pacto federal", por lo que el Congreso sancionó una ley sustituta que eliminó -a juicio del EZLN- las demandas centrales de la guerrilla.

La insurgencia, no obstante, entró en una nueva fase en la que transformó sus bastiones en cinco "caracoles" o municipios autónomos regidos por Juntas de Buen Gobierno rompiendo todos sus vínculos con la izquierda y los movimientos sociales.

En 2017, el movimiento resurge al designar a la médica rural María de Jesús Patricio, Marichuy, como su candidata a la Presidencia, quien no logró reunir los requisitos suficientes para ser postulada formalmente, pero recorrió el país pregonando los mensajes zapatistas a nivel nacional.

(ANSA).