internacionales

ANSA/ México: Ofensiva junto a EEUU contra tráfico de armas

Por Agencia ANSA

21-12-2019 01:00

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 21 DIC - Los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron hoy una ofensiva destinada a frenar el incesante flujo de armas y pertrechos entre ambos lados de la frontera, que principalmente se destinan a alimentar las necesidades del crimen organizado.

El "Operativo Frozen", como la célebre película animada de Disney, incluye el establecimiento de "puntos de verificación" en la zona limítrofe de ambos países destinados también a evitar el "lavado de dinero".

La puesta en marcha de la estrategia fue precedida el viernes por una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard y de Seguridad Pública Alfonso Durazo con el embajador de Estados Unidos Christopher Landau, en sede diplomática de ese país en México.

El propósito fue "avanzar en las acciones que combatan el tráfico de armas y el lavado de dinero hacia nuestro país", dijo Durazo.

Los controles de revisión estarán ubicados en las localidades californiana de San Diego, y las ciudades texanas de El Paso Laredo, McAllen y Bronsville, que colindan con las urbes mexicanas de Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, en los estados de Baja California, Chihuahua y Tamaulipas, respectivamente.

El pasado 21 de octubre, se acordó reforzar los controles para frenar el tráfico de armas en ambos lados de la frontera sobre todo en los cinco puntos fronterizos con mayor flujo clandestino de armamento.

El 70 por ciento de las armas confiscadas en México proviene de Estados Unidos, de acuerdo con estadísticas oficiales.

México ha propuesto a Washington establecer un "marco jurídico bilateral e institucionalizar" el intercambio de información para combatir el tráfico ilícito de armas.

En el último año, las fuerzas de seguridad mexicanas lograron incautar 7.

432 armas en México procedentes de Estados Unidos, entre ellas la ametralladora Browning M2, calibre 50 y el Fusil Barrett conocido como "Matapolicías" y capaz de perforar los blindajes más altos.

Sin embargo, la mayoría eran fusiles automáticos AR-15 y AK-47 Kalashinkov, los preferidos por las bandas delictivas.

El "poder destructor" de las organizaciones del crimen en México quedó palmariamente demostrado durante al menos dos episodios ocurridos en octubre y noviembre pasado.

El primero ocurrió el 17 de octubre último cuando fuerzas federales realizaron una fallida operación de captura de Ovidio Guzmán, hijo del ex jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El segundo tuvo lugar el 4 de noviembre con el asesinato de 9 miembros de la comunidad mormona en la frontera con Estados Unidos (3 mujeres y 6 niños).

El "tráfico hormiga" de armas a México es responsable de la muerte de más de 10.

000 personas asesinadas con armas de fuego, sólo en la primera mitad del presente año.

Generalmente, las armas son ingresadas al país en autos y camiones de carga, dentro de falsos dobles fondos, en compartimientos secretos, camuflados en forma habilidosa de manera tal que escapan al control de los guardias fronterizos.

El ministerio de la Defensa Nacional calcula que cada año ingresan al país más de 200.

000 armas de todo tipo, lo que significa que cada día entran 567, 22 cada hora.

La mayoría de las armas suelen adquirirse en armerías y hasta en almacenes y tiendas de los estados fronterizos de California, Arizona, Nuevo México y Texas, según la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, siglas en inglés).

También se compran en las populares "ferias de armas", en salones de hoteles o centros de exposiciones, e inclusive en aparcamientos de supermercados, sin contar las que se adquieren a través de Internet.

El trasiego de armas se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno mexicano y en buena medida explica por qué no ha podido frenarse el incontenible derramamiento de sangre desde que hace 13 años el gobierno lanzó su fracasada campaña contra el crimen con apoyo de las Fuerzas Armadas.

La espiral violenta arroja ya la estremecedora cifra de 270.

000 muertos y 40.

000 desaparecidos.

(ANSA).