internacionales

ANSA/ México: Nuevo Laredo, zona de guerra

Por Agencia ANSA

03-01-2020 03:00

CIUDAD DE MEXICO, 3 ENE - Nuevo Laredo, la ciudad más violenta de la frontera con Estados Unidos, cumplió tres días consecutivos de tiroteos callejeros que la convirtieron en una verdadera zona de guerra y arrojan al menos 6 muertos.

La ascendente violencia en la metrópoli que colinda con Laredo, Texas, obligó al gobierno del país vecino a alertar a sus ciudadanos para que no viajen en la zona y a su personal diplomático para ajustarse a una especie de "toque de queda".

Más allá de la cifra de víctimas, lo peor de todo es el ambiente de terror en que los habitantes de la urbe deben desarrollar sus actividades, en medio del miedo de salir a trabajar o de compras.

El gobierno estadounidense emitió ayer una alerta de seguridad para restringir las actividades de sus ciudadanos y personal, en un mensaje difundido a través de sus sitios digitales.

"El consulado ha recibido reportes de múltiples enfrentamientos armados a través de la ciudad de Nuevo Laredo", señaló la "alerta de seguridad", al pedir a los empleados de la sede diplomática evitar salir de noche y "fijar rutas estrictas de movimiento".

El "toque de queda" para los empleados y funcionarios consulares fue establecido entre la medianoche y las 6:00 locales.

Además, las autoridades estadounidenses instruyeron a sus ciudadanos "evitar lugares públicos, notificar a familiares de su situación y estar atentos a actualizaciones de la información" del Departamento de Estado, el cual indicó que todo el estado se encuentra en "máxima alerta de viaje".

El sheriff del Condado de Webb, que pertenece a Laredo, Martin Cuellar, pidió a los residentes de su jurisdicción no cruzar a Nuevo Laredo por el intercambio constante de disparos que se escucha desde el otro lado del Río Grande (o Río Bravo, como se llama en México).

Anoche, un policía de Tamaulipas murió y otro resultó herido luego que la patrulla en que se desplazaban fue atacada por hombres armados.

Ayer mismo, otras cinco personas fallecieron cuando miembros de una banda criminal atacaron un hotel, un hospital y vehículos policiales.

La ola de violencia es atribuida a miembros de la autodenominada "Tropa del Infierno", brazo armado del Cártel del Noreste, el nuevo nombre de una antigua organización llamada Zetas.

Los Zetas, de tenebroso historial, sembraron de muerte y luto en vastas zonas de Tamaulipas en los años más álgidos de la espiral violenta desatada desde 2006 en el país, hasta que debieron reinventarse para resurgir hace pocos meses.

Los delincuentes prendieron fuego a un negocio, un auto y bloquearon varias avenidas de la ciudad con vehículos robados.

Desde noviembre pasado, miembros de la "Tropa del Infierno", realizaron una oleada de ataques contra efectivos de seguridad.

Según las autoridades, los disparos son realizados por personas disfrazadas de militares, especialmente de marinos, que se desplazan en convoy abordo de furgonetas blindadas.

Autoridades locales reprocharon al gobierno que la nueva Guardia Nacional, recién creada y sobre la cual el gobierno del presidente Andrés López Obrador ha lanzado su mayor apuesta contra el crimen desde que asumió su encargo hace un año, haya estado hasta ahora ausente en Nuevo Laredo.

Usuarios en redes sociales señalaron que debieron ocultarse en tiendas mientras pasaban los tiroteos, aunque por fortuna todavía no se inician las actividades escolares, por lo que los niños han sido mantenidos a resguardo en sus vivienda.

A fines de noviembre pasado, en un mensaje a través de las redes sociales, la "Tropa del Infierno" amenazó a las personas que suelen grabar las escenas de los tiroteos y subirlas a sitios como Facebook, Instagram o Youtube para documentar la violencia.

"Sobre aviso no hay engaño.

.

.

al que se le vea jugándole al reportero le partimos su madre, y si les va bien los quemamos", decía uno de los mensajes.

(ANSA).