internacionales

ANSA/ México: Más niños son blanco de ataques criminales

Por Agencia ANSA

05-01-2020 02:45

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 5 ENE - Los asesinatos violentos de niños están en aumento en México, donde las bandas criminales ya no son selectivas ni respetan los antiguos códigos, sin importarles involucrar a la familia de sus enemigos a la hora de ajustar cuentas.

En la última década los homicidios intencionales de niños crecieron casi un 285%, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que presentó en noviembre último el "Estudio Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas del Crimen Organizado en México".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera que el crimen organizado ha dejado sin cuidados parentales a más de 30.

000 menores de edad y adolescentes en México en este período.

"El contexto de inseguridad, violencia y crimen organizado ha tenido efectos particularmente graves en niños y adolescentes, situándolos en condición de grave vulnerabilidad", señaló la CNDH.

Uno de los casos más notorios de homicidios de infantes ocurrió en agosto pasado, cuando miembros de una pandilla asesinaron a balazos a tres niñas, de 14, 13 y 4 años al irrumpir en una vivienda en el barrio Riberas del Bravo, en la Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos.

Cuatro días después, en Villa Aldama, Veracruz, sur del país, hombres con el rostro cubierto ingresaron violentamente en una casa y estrangularon a un niño de tres años frente a su madre.

A veces los homicidios no son directos como el ocurrido el pasado 29 de julio, cuando una niña de tres años, que se divertía en unos juegos mecánicos en la ciudad sureña de Chilpancingo, estado de Guerrero, murió por una bala en el pecho al verse atrapada en medio de un tiroteo.

La agencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estima que los últimos 7 años, 10.

547 menores fueron asesinados en México, es decir, poco más de cuatro asesinatos por día, contra tres de hace seis años.

El Informe 2018 de la entidad señala que la cifra de menores de edad víctimas de la violencia de todo tipo "está en aumento" y señaló que "esto nos preocupa mucho" al calificar el fenómeno de "grave".

Según el reporte, difundido en mayo último, el grupo más vulnerable fue el de edades que oscilan entre los 12 y 17 años, que representan 78% de las defunciones.

El especialista en temas criminales Alejandro Hope se pregunta "qué sentido tiene matar a un niño de brazos" o "qué lógica puede tener el asesinato de un bebé" cuya vida que "apenas comienza".

"La respuesta es tan sencilla como aterradora: matan niños porque no hay consecuencias", expone el estudioso.

En efecto, según la UNICEF y Redim, de cada 100 expedientes de investigación donde menores son víctimas hay una sola condena, es decir, un nivel de impunidad del 99%.

"Salvo que tenga muy mala suerte, un mataniños se va a salir con la suya: puede cometer un acto de crueldad infinita sin que le pase nada", expuso Hope.

Ante el incremento exponencial de las cifras de menores de edad víctimas de la violencia, ya sea por parte del crimen organizado o en su propia casa, van en aumento, el representante de la Unicef en México Christian Skoog urgió a "establecer una estrategia de prevención".

Skoog asegura que los infantes son llevados a las filas de la delincuencia organizada porque "no tienen la misma culpabilidad de justicia", por cuanto las penas máximas para niños de 14 a 18 años por delitos como extorsión, narcotráfico, abuso, homicidio o robo con violencia son de 5 años.

Hope considera que otro elemento que incentiva los asesinatos de niños es que responsables "no enfrentan ningún "riesgo excepcional" pues da lo mismo matar a una persona que "masacrar a una familia entera".

Por ello, hace una predicción espeluznante: "van a seguir" ocurriendo homicidios de niñas y niños en México, "tantos como se crucen en el camino de los asesinos".

(ANSA).