internacionales

ANSA/ México: Legionarios admiten 175 abusos sexuales

Por Agencia ANSA

22-12-2019 02:00

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 22 DIC - Los Legionarios de Cristo, dieron a conocer por primera vez una especie de "libro negro" sobre la casos pederastia de sus miembros, en los que se revela que en total se cometieron 175 actos de este tipo.

A tres días de que el papa Francisco levantara el "secreto pontificio" sobre los actos de pedofilia en la Iglesia, la poderosa orden católica admitió que estos abusos contra menores de edad se cometieron entre 1941 y 2019.

Del total de los casos, 60 fueron cometidos por el sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de la orden, admite el reporte.

"Deploramos y condenamos los abusos cometidos en nuestra historia, así como aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización", indican los autores del documento.

La entidad fundada hace ocho décadas por el sacerdote mexicano Marcial Maciel, hace un dramático "Mea Culpa" y apela al perdón por los actos realizados.

"Pedimos perdón a las víctimas, a sus familias, a la Iglesia y sociedad por el grave daño que miembros de nuestra congregación ha causado", señaló.

El recuento fue elaborado después de que la comisión redactora contactó a 13 víctimas que nunca antes habían sido escuchadas y entrevistó a otros 40 miembros de la orden.

El relevamiento sobre el fenómeno del abuso sexual de menores en la Congregación de los Legionarios de Cristo desde su fundación hasta la actualidad señala que los casos fueron cometidos por 33 sacerdotes, y que sólo Maciel abusó de 60 niños y adolescentes.

La gran mayoría de las víctimas de legionarios sin escrúpulos fueron personas de entre 11 y 16 años, según este inédito reporte, en el cual se indica que con 45 de las víctimas "se ha avanzado en un camino institucional de reparación y reconciliación".

A lo largo de su historia, en la congregación se han ordenado 1.

353 sacerdotes, 367 de los cuales ya no pertenecen a ella o fallecieron, según el texto.

De los 33 religiosos que cometieron abusos, seis fallecieron, ocho dejaron el sacerdocio, uno abandonó la organización y 18 continúan en ella.

La investigación fue realizada durante seis meses por una comisión interna que verificó las diversas acusaciones de abuso sexual de menores en la congregación, que mantiene ramificaciones en al menos 21 países de América, Europa y Asia.

Los propios seminaristas fueron víctimas de 16 sacerdotes, entre ellos Maciel y otros 90 alumnos de escuelas manejadas por la orden fueron blanco de los actos inescrupulosos de 54 seminaristas, de los que 46 no llegaron a ordenarse.

El estremecedor reporte, que abunda en cifras y detalles, expone que "los seminarios menores de la congregación, por donde pasaron unos 10.

000 alumnos en décadas pasadas, "fueron el ámbito más vulnerable para abusos sexuales".

En los centros educativos, 33 menores fueron víctimas de abuso sexual por parte de siete sacerdotes, de los cuales ninguno mantiene el ministerio sacerdotal público.

Contra lo que plantea el Derecho Canónico, en la mayoría de los casos los superiores no consideraban el abuso de un menor un motivo para no ser ordenado sacerdote, pero en casi ocho décadas de existencia, de los 74 legionarios abusivos, siendo novicios o seminaristas, 60 no llegaron a ordenarse en la Congregación.

Marcial Maciel permaneció por muchos años impune e inclusive en 2004, el papa Juan Pablo II lo recibió y bendijo, a pesar de que habían llegado a sus oídos informes sobre su mal comportamiento.

En mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI decidió tomar medidas y ordenó suspenderlo del ejercicio sacerdotal y someterlo a una vida de "oración y penitencia", y dos años después falleció en el estado mexicano de Michoacán, donde había nacido.

Hace apenas unos días se conoció un nuevo escándalo de pederastia por el caso del religioso Fernando Martínez, ex director del Instituto Cumbres de la capital mexicana y de otras escuelas similares manejadas por la orden, señalado como abusador de varias alumnas de 6 a 8 años desde 1969.

Según información de los medios locales, Maciel sabía de la conducta de Martínez y lo protegió facilitando su traslado a otros lugares.

(ANSA).