internacionales

ANSA/ México: E-comerce mexicano, el más fuerte de Latinoamérica

Por Agencia ANSA

01-01-2020 03:15

CIUDAD DE MEXICO, 1 ENE - El comercio electrónico en México alcanzó su mejor desempeño a nivel global en 2019 y se perfila como el de mayor nivel en el futuro en América Latina, de acuerdo con un reporte de una firma especializada.

El informe elaborado por la compañía eMarketer atribuye este comportamiento a la confianza creciente de los consumidores y a un mejor acceso a Internet de la población.

Se estima que las ventas "online" crecieron entre 35 y 38% durante este año en México, un despegue que asombra a los especialistas porque los consumidores solían tener numerosas reservas para hacer sus compras a través de la "red de redes".

El estudio anual de la compañía pronostica que México será "el país con mayor crecimiento en la región" debido en buena medida también a los bajos precios de los teléfonos inteligentes, que se han convertido en el principal medio de compra del comercio en línea.

Según Pierre Blaise, director de la Asociación Mexicana de Venta Onlinea, otro factor que ha abonado para que el país crezca como musgo después de la lluvia el intercambio electrónico, es el de las "mejores prácticas de las tiendas en línea".

La cifra de smartphones llegó a 106,8 millones el año que está concluyendo, con un nivel de penetración de 88,7%.

México era señalado hasta hace poco como uno de los países con mayores reticencias de los consumidores, desconfiados de que sus datos estuvieran bien protegidos y de que el servicio fuera de la misma calidad del comercio formal.

Según Blaise "las grandes empresas empezaron a invertir en sus servicios en línea hace dos años y ahora "hay un catálogo de productos muy relevante y métodos de pago adecuados" además de una "logística calificada".

El reporte de eMarketer sobre comercio electrónico en América Latina considera que en México "la mayoría de las empresas entendieron" por fin "cómo funciona el comercio electrónico y han mejorado su nivel de servicio".

La compra de productos por medio de Internet ha alcanzado la fuerza de un torbellino de tal manera que los grandes gigantes del comercio en el ciberespacio, como Amazon, Mercado Libre, Alibabá y Wish se disputan la hegemonía, a pesar de que algunas no tiene ni siquiera oficinas en el país.

A ello se suma que grandes compañías de comercio formal han decidido lanzar sus redes a esta prometedora fórmula de comercio, como la red de almacenes Liverpool y de supermercados WalMart, que están invirtiendo grandes cantidades en el comercio en línea.

La frecuencia de compra de los consumidores a través de Internet es cada vez mayor, para pasar de 7 a 38% entre 2018 y 2019, lo que constituye un incremento de más de 5 veces.

Las compras realizadas de forma mensual se incrementaron del 29 al 34%, señaló un estudio de Merchant Machine.

Entre las áreas que más destacan son el sector de comida a domicilio y la venta de bebidas espirituosas, pero cada vez más personas están comprando productos de todo tipo por medio de su computadora o su teléfono inteligente.

Las cadenas minoristas han aprovechado este auge a pesar de que todavía el comercio electrónico representa menos del 5% de sus ventas totales, por su crecimiento exponencial y porque interactúa con el comercio formal.

"Muchas de las ventas inician por las páginas on line y se concretan en la tienda", señaló Vicente Yáñez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.

El "boom" del comercio electrónico ha dado un impulso formidable a la denominada "economía digital" en México.

Los ingresos en el mercado del comercio electrónico en México se calculan este año en unos 9.

000 millones de dólares según la firma de investigación Statista.

"Por fin, el comercio electrónico en México está despertando" y se expanda "a tasas muy altas.

De hecho, a nivel mundial México es el país con mayor crecimiento" en el sector, "elevando en un 35% la cuota de mercado", dijo David Geisen, director general de Mercado Libre México.

La razón más simple deriva de que hay cuatro veces más mexicanos conectados a Internet que hace 10 años.

(ANSA).