internacionales

ANSA/ México: Debacle de los derechos humanos, según HRW

Por Agencia ANSA

16-01-2020 02:30

CIUDAD DE MEXICO, 16 ENE - México vive "una debacle" en materia de derechos humanos y el tema de los desaparecidos se profundiza cada día, mientras que gobierno actúa con "pasividad" y normalidad" ante el problema, alertó la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW).

En la presentación de su informe The World Reporte 2020 relativo a este país, la entidad estadounidense advirtió que no se ve ninguna señal de parte de las autoridades instaladas hace más de un año con el presidente Andrés López Obrador al frente para cambiar el "statu quo".

"Aquí hay crímenes de lesa humanidad.

Lo que duele es la pasividad, la normalidad con la que las autoridades toman esta debacle", afirmó José Miguel Vivanco, director ejecutivo para América de la organización.

Vivanco reprochó al gobierno mexicano de actuar con una política de "más de lo mismo" y pronosticó que así las cosas "no van a cambiar" y "los hechos se van a mantener" e incluso podría haber retrocesos.

"Las estrategias utilizadas por los gobiernos anteriores en la lucha contra el narcotráfico son esencialmente las mismas" que las de López Obrador", basadas en "el uso de fuerzas militares en tareas esencialmente policiales", señaló.

En diciembre de 2006, el entonces presidente Felipe Calderón lanzó la vilipendiada "guerra contra el crimen" con apoyo de las Fuerzas Armadas, que arroja hasta ahora unos 275.

000 muertos y más de un millón de víctimas, contando heridos, desaparecidos y desplazados, entre otros.

Sólo en 2019, que coincide con el primer año de la gestión de López Obrador se registran 32.

000 asesinatos la cifra de homicidios más alta en la historia del país, lo que fue calificado por HRW como "una catástrofe humanitaria.

"En el caso de México, se nos hace muy difícil dar cuenta de progresos en derechos humanos" con estas cifras, afirmó Vivanco.

El informe fue publicado apenas a semana y media de que el gobierno admitiera que la cifra real de desaparecidos rebasaba los 40.

000 que hasta ahora preconizaba la contabilidad oficial, para situarse en 61.

600, lo que supone un aumento de 54%.

Entre diciembre de 2018 y fines de 2019 fueron descubiertos 1.

124 cadáveres de fosas clandestinas en México, señaló Alejandro Encinas, viceministro de Derechos Humanos, Población y Migración.

Hasta ahora, sólo se ha logrado identificar 395 cuerpos lo que equivale al 35% y de ésta proporción apenas un 21,6%, (243 cuerpos) han sido entregados a sus familiares.

Para enfrentar la crisis de desaparición de personas en el país, HRW propuso a la Suprema Corte y a la Fiscalía General crear un "grupo especial de jueces y fiscales" dedicados exclusivamente a atender estos casos.

Con este equipo de magistrados "de alta instancia" dedicados exclusivamente a "investigar y fallar sobre personas desaparecidas" se podrían lograr avances que no se han podido tener hasta ahora, según el activista.

Este modelo ha funcionado con éxito en otros países de América Latina como Chile y Argentina y "podría ayudar en México", indicó Vivanco.

"Si no se toman iniciativas especiales, no va a haber resultados.

Y creo que México tiene una deuda en esta materia con cientos de miles de víctimas que han sufrido una vulneración fundamental a sus derechos básicos", afirmó.

Según el informe del organismo, en los últimos 15 años, sólo se han emitido 50 sentencias sobre desaparición de personas tanto a nivel local como federal.

Vivanco hizo notar un desfase existente entre los "esfuerzos importantes" de búsqueda y localización y el proceso para impartir justicia a las víctimas.

"Lo que resulta realmente incomprensible es que el gobierno esté comprometido con la identificación de estos casos, pero parece no estar interesado en resolver una pregunta básica: quiénes son los autores de este espectáculo dantesco", afirmó.

Se trata de "un espectáculo que entrega México a su pueblo y a la comunidad internacional, con cifras realmente agobiantes", indicó.

El activista chileno indicó que las desapariciones se atribuyen a grupos criminales, principalmente, pero también a policías de todos los niveles así como a miembros del Ejército y la Marina en complicidad con los delincuentes.

(ANSA).