internacionales

ANSA/ México: Barr pacta alianza contra el fentanilo y las armas

Por Agencia ANSA

17-01-2020 02:45

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 17 ENE - El Fiscal General de Estados Unidos William Barr pactó durante una visita a México un plan para combatir el creciente contrabando de fentanilo, que está causando un "boom" de muertes por sobredosis en su país, así como el trasiego de armas y lavado de dinero El temido fentanilo o "heroína sintética" es 50 y hasta 100 veces más potente que la original y sus efectos comienzan a verse inclusive en territorio mexicano, donde ya comienzan a reportarse cada vez más personas con adicciones a la droga que acuden a los servicios de urgencia de los hospitales en la frontera norte.

Al cabo de una estancia de unas horas, la segunda en menos de mes y medio, William Barr convino con altos funcionarios del gabinete de seguridad mexicana en llevar adelante un programa binacional contra la delincuencia.

La ofensiva incluye operativos en puntos clave de la frontera de más de 3.

000 kilómetros entre ambas naciones con base en "medios tecnológicos no intrusivos".

De acuerdo con un comunicado de la Cancillería y el ministerio de Seguridad y Protección Ciudadana, el fiscal se reunió con el gabinete de seguridad del presidente Andrés López Obrador para poner a punto la estrategia, que se pondrá en marcha por tierra, mar, puertos y aeropuertos.

Las partes estuvieron de acuerdo en que el crimen organizado es "un ente económico cuyas finanzas deben ser atacadas", por lo que acordaron acciones destinadas a combatir el reciclaje de dinero sucio de las principales empresas delincuenciales.

Durante la visita de Barr, la segunda en menos de mes y medio, se dialogó sobre cooperación binacional en materia de reducción del consumo de drogas y combate a las adicciones, así como la necesidad de tratar al fentanilo como un problema común.

"El gobierno de México refrendó su compromiso con el diálogo y la cooperación para enfrentar de manera conjunta problemas complejos que, por su carácter transnacional, solo pueden ser resueltos exitosamente de manera conjunta", indicó el comunicado conjunto de la Cancillería y el ministerio de Seguridad.

William Barr, acompañado del embajador Christopher Landau y su "vice", Bruce Swartz, se reunió con los ministros de Seguridad Alfonso Durazo, Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, Gobernación Olga Sánchez, Defensa Nacional Crescencio Sandoval y Marina Rafael Ojeda.

Durante la visita el funcionario estadounidense y las autoridades mexicanas revisaron los avances para frenar el ingreso de armas a México, que alimentan los arsenales de las bandas criminales.

Se trata de una de las prioridades del gobierno del presidente Andrés López Obrador.

Ambos gobiernos acordaron desde la primera visita de Barr en diciembre pasado realizar revisiones en puntos clave de las principales ciudades de la frontera, con ayuda de herramientas tecnológicas para detener este trasiego, pues según cifras oficiales, el 70% de las armas proceden el país vecino del norte.

Se trata de San Diego-Tijuana, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, McAllen-Ciudad Reynosa y Brownsville-Matamoros.

Según trascendidos, durante el encuentro con el fiscal general Alejandro Gertz Manero se abordó la reciente captura del ex ministro de seguridad pública, Genaro García Luna, detenido en diciembre pasado en territorio estadounidense, unos días después de la reunión de Barr con López Obrador.

El mandatario mexicano informó que la fiscalía colaboraría con las autoridades de Estados Unidos en la investigación contra el máximo responsable de la seguridad en el gobierno de Felipe Calderón, que lanzó la controvertida estrategia contra el crimen en diciembre de 2006 con apoyo de las Fuerzas Armadas.

La ofensiva ha sido duramente criticada por los expertos y activistas a favor de los derechos humanos porque durante 13 años ha arrojado una espiral de sangre y muerte que se refleja en al menos 274.

000 muertos y unos 62.

000 desaparecidos.

A García Luna, detenido en Texas y juzgado en Nueva York, y quien trabajó también para el gobierno del ex presidente Vicente Fox (2000-2006) se le acusa de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa y de conspirar para traficar droga.

(ANSA).