internacionales

ANSA/ Libia: Parlamento turco autoriza el envío de tropas

Por Agencia ANSA

02-01-2020 06:00

ANKARA, 2 ENE - El parlamento turco autorizó el envío de tropas a Libia para respaldar al gobierno reconocido por Naciones Unidas de Fayez Al Sarraj, una medida que al menos por el momento no parece ser el anuncio de una guerra inminente, sino más bien una forma de ejercer la máxima presión posible y una forma de disuasión sobre Khalifa Haftar.

Si el general que desde abril intenta conquistar Trípoli decide retirar sus milicias, explican desde la capital turca, Ankara no involucraría a sus soldados en un conflicto que según las estimaciones de la U hasta ahora causó la muerte de más de 2.

000 combatientes y más de 280 civiles.

El voto en el parlamento turco estaba originalmente previsto para la próxima semana pero se decidió anticiparlo debido a las dificultades encontradas por el gobierno libio de la Unión Nacional (GNA) en Trípoli, donde se intensificó en los últimos días la ofensiva militar de Haftar.

En una sesión parlamentaria extraordinaria, los parlamentarios turcos aprobaron con una amplia mayoría -325 diputados a favor y 184 en contra- una moción que por un año permitiría al presidente, Recep Tayyip Erdogan, enviar soldados sobre el terreno.

Según muchos, se trata de una medida que correría el riesgo de arrastrar al país de vuelta al infierno de una guerra civil sin restricciones.

En este sentido, muchos expresaron preocupación principalmente Italia, que continúa presionando para el envío de una misión diplomática de la UE, y la misma Unión Europea, pero también Estados Unidos con Donald Trump, quien en una llamada telefónica con Erdogan puso en guardia cualquier "interferencia extranjera".

"El voto del Parlamento turco sobre Libia aumenta las tensiones en un contexto ya dramático", advirtió la viceministra de Exteriores, Marina Sereni.

En los días pasados el premier italiano, Giuseppe Conte, llamó a Erdogan para "alejarlo" a evitar una escalada militar.

Inmediatamente después de la votación de Ankara también Bruselas reiteró su llamamiento al "cese de todas las acciones militares y reanudar el diálogo político".

Llegaron también los mensajes alarmantes desde los países vecinos como Argelia y Egipto y desde la Liga Araba, que se oponen a cada ingerencia extranjera en el país.

El jefe del estado turco, que resaltó movilizarse después de haber recibido un pedido explícito de ayuda por parte del gobierno de Al-Sarraj, declaró en repetidas ocasiones que su país está determinado a suministrar asistencia militar a Trípoli.

Una posición que parece encajar en el creciente protagonismo de Ankara en el este del Mediterráneo, escenario de una carrera por los hidrocarburos.

Ahora será necesario ver qué forma tomará este apoyo y si Erdogan enviará tropas a una región que era parte del Imperio Otomano hasta la conquista colonial italiana de 1911.

La única clave para comprender las verdaderas intenciones turcas la dio hasta ahora el vicepresidente, Fuat Oktay, según el cual el voto parlamentario representa sobre todo "un instrumento de disuasión" y que si Haftar cambia su actitud y se retira de la ofensiva, Turquía no tendría motivos para enviar a sus soldados.

No parecen aún conciliadoras las primeras reacciones de las fuerzas de Haftar que se declararon "listas a combatir" contra los turcos.

Y en tanto anunciaron haber derribado a otro dron (avión no tripulado) turco cerca de Trípoli.

Un eventual involucramiento militar en Libia, por lo tanto, no sería un paseo para Turquía, que después de aquello de Siria, podría encontrarse en un nuevo pantano.

Otras de las dificultades vinculadas al envío de las tropas a un país separado por el mar, un despliegue en Libia estaría acompañado también por un posible riesgo de incidentes con Rusia.

Si bien Moscú lo niega, el enviado de Naciones Unidas en Libia, Gashan Salamé y el presidente Erdogan afirman que mercenarios rusos están comprometidos al lado de las fuerzas de Haftar.

(ANSA).