internacionales

ANSA/ Irán: Militares italianos permanecen en Irak

Por Agencia ANSA

07-01-2020 07:00

Por Massimo Nesticó ROMA, 7 ENE - Los militares italianos permanecen en Irak, pero unos 40 se retiran del complejo estadounidense Union 3, en el centro de Bagdad, a pocos metros de la embajada de Estados Unidos.

La base no es más segura tras la tensión que comenzó con la muerte del general iraní Qaseem Soleimani, atacado con un drone justamente en la capital iraquí.

El ministro italiano de Defensa, Lorenzo Guerini, en una conversación definida como "amplia y franca" con su colega norteamericano, Mark Esper, invitó al aliado "a la moderación, al diálogo, al sentido de responsabilidad" y a coordinarse en un futuro para "poder continuar el compromiso de la coalición anti-Daesh en el interior de un marco de seguridad para nuestros militares".

Por su parte, Esper agradeció al ministro ("thank you minister Guerini", tuiteó, NDR) y definió como "importante" la decisión de Italia de permanecer en Irak, reiterando que Washington no desea abandonar el país.

Empero, el ataque relámpago contra Soleimani provocó una serie de decisiones.

La OTAN anunció el retiro temporal de parte de su personal desplegado en el país medioriental.

Análoga decisión tomaron Alemania, Canadá y Croacia.

Los franceses, al igual que los italianos, se quedan.

Union 3 hospeda al comando de la coalición internacional anti-ISIS (Estado Islámico) empeñado en la operación "Inherent resolve": unos 1.

800 militares de varios países presentes.

La base es ahora como nunca un posible objetivo de atentados y el vértice de la coalición planificó el desplazamiento de parte de su equipamiento por motivos de seguridad.

Los italianos afectados en el traslado son cuarenta, en su mayoría carabineros, más algunos soldados del staff del comandante del contingente nacional, general Paolo Attilio Fortezza, unos 30 fueron trasladados a lugares más protegidos, siempre en la capital, diez a Erbil.

El Estado Mayor de la defensa explicó que la pausa en las actividades de adiestramiento y el traslado de los militares se incluye "en los planos de contingencia para la salvaguarda del personal empleado".

Por consiguiente, ninguna interrupción "de la misión y de los compromisos tomados con la coalición" pero sí una decisión que depende "de las medidas se seguridad adoptadas".

La alarma y las medidas de seguridad -se precisó- "son decididas a nivel de la coalición internacional en coordinación con las varias naciones socias".

El problema de la seguridad fue hablado por Guerini en su charla con Esper.

"Con alrededor de 1.

000 hombres en Irak, más 1.

000 en el Líbano en la misión de UNIFIL y poco menos de 1.

000 en Afganistán -recordó- Italia es uno de los países más comprometidos en la estabilidad de la región".

Y, por lo tanto, es importante -subrayó- "hacer frente en una manera coordinada para los acontecimientos futuros" con el objeto de continuar con el compromiso en "un marco de seguridad para nuestros militares".

Las prioridades para Italia -aclaró- "son la estabilidad en la región y de Irak y la necesidad de poner en práctica cada esfuerzo para preservar los resultados de la lucha contra el Daesh conseguidos en estos años".

Después de Estados Unidos, Italia es el país que proporciona el mayor número de militares a la coalición.

Son poco más de 900: un tercio desplegado en Kuwait, el resto en Irak, entre Erbil -donde 450 militares italianos adiestran a los peshmerga kurdos- Kirkuk (unos noventa) y Bagdad (cincuenta, en su mayoría comprometidos en la "task force police" que entrena a las fuerzas de seguridad iraquíes).

Y junto a Irak hay otras tres misiones que preocupan a los jefes militares italianos: Libia, Líbano y Afganistán.

Por ahora los contingentes permanecen en el teatro de operaciones, pero las medidas de seguridad fueron elevadas a un nivel máximo: reducidas las salidas y controles rígidos al ingreso al complejo.

(ANSA).