internacionales

ANSA/ Irán: Listo para vengar a Soleimani, será nuevo Vietnam

Por Agencia ANSA

06-01-2020 06:15

Por Cristoforo Spinella ESTAMBUL, 6 GEN - Mientras una marea de millones de personas invade las calles de Teherán para conmemorar al "martir" Qassem Soleimani, Irán anunció al mundo su proclama de venganza contra Estados Unidos si no abandona Medio Oriente o en caso contrario habrá "un nuevo Vietnam".

"Incluso si matamos a (Donald) Trump", dijo el general de brigada Amir Ali Hajizadeh, comandante de las unidades aeroespaciales de Pasdaran, "no sería suficiente para vengar a Qassem".

Las familias de los soldados estadounidenses, amenazó en tanto la hija del general asesinado en un ataque estadounidense en Bagdad, Zeinab, "deberían esperar la muerte de sus hijos".

Una advertencia que vuelve a ser respondida directamente por el mandatario estadounidense.

"Irán no tendrá nunca el arma nuclear", tuiteó el magnate, después de que el pasado domingo la República Islámica anunció la última fase de su retirada del acuerdo de 2015, dejando de lado los límites de producción y enriquecimiento de uranio.

Pero en el torbellino habitual de declaraciones, la Casa Blanca jura que el presidente sigue "abierto" a renegociar el acuerdo, "si Irán quiere comenzar a comportarse como un país normal".

La línea roja sobre el programa atómico es apoyada por la OTAN, aseguró el secretario general Jens Stoltenberg después de una reunión extraordinaria de los embajadores de los 29 países de la Alianza, que suspendió "temporalmente la misión de entrenamiento en Irak".

Pero el asesinato de Soleimani, enfatizó, fue una "decisión de Estados Unidos".

En Teherán fue el día de la enojo y del duelo.

Con los ojos húmedos de lágrimas, el Guía Supremo Ali Khamenei dirigió la oración islámica de conmemoración por Soleimani, ápice de una ceremonia gigantesca que culminó en la universidad de la capital iraní, entre banderas quemadas estadounidenses e israelíes e invocaciones de "Muerte a Estados Unidos" y "Muerte a Israel".

Junto a él, el presidente Hassan Rohani y los altos cargos civiles y militares de la República Islámica, junto con invitados internacionales como el líder político de Hamas, Ismail Haniyeh, estuvieron en la más grande procesión fúnebre desde la muerte del ayatolá Khomeini.

Desde todo el mundo continúan en tanto las apelaciones para reducir la tensión.

"Mi mensaje es simple y claro: detener la escalada, ejercer la máxima moderación, reiniciar el diálogo", dijo el secretario general de la U, Antonio Guterres.

Una distensión "está en el interés de Irán e Irak", subrayó la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

Queda "abierta" la invitación a Bruselas por parte del jefe de la diplomacia iraní, Javad Zarif, mientras que el viernes los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión se reunirán en una cumbre extraordinaria.

Rusia y China piden diálogo, e incluso Arabia Saudita, el principal adversario de Irán en el mundo islámico, pide calma después de que el primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi, revelara que Soleimani estaba en Bagdad solo para llevar un mensaje de Teherán a Riad cuando fue asesinado.

En tanto, después de las amenazas de Trump a los sitios culturales iraníes, la UNESCO recordó que Washington firmó la convención internacional que las protege.

También Italia continúa siguiendo de cerca el desarrollo de la crisis.

En un llamado telefónico entre el premier, Giuseppe Conte, y la canciller alemana, Angela Merkel, "fue compartida la importancia de mantener el compromiso necesario a favor de la estabilización de la región y luchar contra el terrorismo, respetando la soberanía iraquí".

Y el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, lanzó la alarma sobre posibles riesgos también para Italia: "Quien aún cree que el camino sea la violencia, se quedó en el pasado o no comprendió aún las lecciones de historia.

Y, aquello que es peor, está exponiendo a todos los italianos a un peligro de represalias".

(ANSA).