internacionales

ANSA/ India: Bataholas y protestas, al menos tres muertos

Por Agencia ANSA

19-12-2019 05:00

Por Rita Cenni NUEVA DELHI, 19 DIC - La India también vivió hoy violentas protestas callejeras, en todos los estados, en otro día de manifestaciones contra la ley de ciudadanía aprobada la semana pasada, en una escalada que suma tres muertos y miles de arrestos.

Autobuses y motocicletas quemadas, servicios telefónicos e Internet suspendido en algunas áreas centrales de la capital por algunas horas, fueron parte del tenso escenario.

El movimiento callejero desatado por la ley aprobada el 12 de diciembre y el brutal comportamiento policial del domingo pasado en la Universidad Jamia Millia Islamia, en Nueva Delhi, no parece detenerse.

Alguien ya ha definido el comienzo de una revolución contra el gobierno de Narendra Modi y su intento de transformar la India en un país con una sola dimensión, la hindú.

La ley establece una luz verde para los refugiados de seis denominaciones religiosas diferentes, ingresadas al país por los tres estados fronterizos de Pakistán, Afganistán y Bangladesh, pero excluye a los musulmanes y vincula el derecho a la ciudadanía con la afiliación religiosa.

En Nueva Delhi, los manifestantes se reunieron en tres áreas diferentes, en Jantar Mantar, cerca del Parlamento, en la Casa Mandi, cerca de la Corte Suprema, y alrededor del área monumental del Fuerte Rojo.

Miles se enfrentaron con la policía que los forzó a dispersarse debido a la sorprendente imposición de la infame sección 144, un artículo del código de procedimiento penal que prohíbe las reuniones y manifestaciones.

Decenas de activistas de derechos civiles y políticos fueron arrestados, mientras que algunos manifestantes ofrecieron a los agentes rosas, en un gesto de provocación no violenta.

Muchas pancartas se agitaron en la marcha con leyendas como "suspender el fascismo, no a Internet".

Entre los arrestados notorios de hoy, aparece el mundialmente famoso historiador Ramachandra Guha, autor, entre otras cosas, del volumen monumental "India después de Gandhi".

Un video lo muestra en la calle en Bengalore, donde vive, mientras explica a los policías que lo arrestan que protesta contra la ley de ciudadanía porque siempre ha estudiado y sigue la lección de Mahatma Gandhi.

Liberado unas horas después, el intelectual señaló que "cualquiera que quiera defender los valores fundacionales del país, aquellos por quienes los padres combatientes se han sacrificado por la libertad, deben apoyar la batalla contra la ley que subvierte la Constitución".

En Bombay, cientos de actores y directores de Bollywood se reunieron en la plaza desde donde Gandhi lanzó su movimiento de no cooperación, pidiendo a los británicos que abandonen la India.

En el campus de Aligart en Uttar Pradesh, la universidad gemela de Jamia Millia Islamia, que el domingo pasado vio, como en Delhi, una redada policial sin precedentes, docenas de maestros, incluidas muchas mujeres, marcharon en silencio junto con los estudiantes.

Desde Kolkata, que hoy vio a miles de manifestantes pacíficos, como en el resto de Bengala Occidental, el gobernador Mamata Banerjee lanzó una propuesta provocativa: "Dejen que las Naciones Unidas y los grupos internacionales que defienden los derechos humanos decidan sobre la legalidad de la ley".

En el resto del país, sin embargo, las manifestaciones resultaron en enfrentamientos violentos: en Mangalore la multitud fue dispersada a bastonazos; en Patna, Bihar, se destrozaron autobuses y automóviles mientras los manifestantes invadían las vías del tren paralizando el tráfico ferroviario.

En Kerala, donde se quemó un retrato del ministro del Interior, Amith Shah, la policía barrió a los manifestantes con carros lanza-agua.

Los medios de prensa también hablan de muertes, aunque no han sido confirmadas por fuentes oficiales: dos manifestantes perdieron la vida en Mangalore, otro murió, por heridas de bala, en Lucknow.

Una bocanada de aire fresco llegó a Assam, uno de los estados del noreste que objetan la ley por temor a legalizar a los inmigrantes ilegales: el Tribunal Superior de Guhawati, la capital del estado, ordenó hoy la restauración inmediata de las comunicaciones telefónicas y de Internet, suspendidas preventivamente desde el 11 de diciembre.

(ANSA).