internacionales

ANSA/ Economía: FMI recorta estimaciones de PBI mundial

Por Agencia ANSA

20-01-2020 08:45

Por Serena Di Ronza NUEVA YK, 20 ENE - El Fondo Monetario Internacional (FMI) recorta las estimaciones de crecimiento de la economía mundial y arroja una sombra sobre el comienzo de los trabajos en el Foro de Davos, que arrancará este martes en esa ciudad suiza.

Si bien mejora en comparación con el 2019 en su punto más bajo de la crisis financiera, la recuperación global no acelera lo que se espera que se vea afectado por los riesgos que, aunque disminuyen, no los dejan pasar.

Desde los aranceles a las tensiones en Medio Oriente, sin olvidar el desafío del cambio climático, el mundo está mostrando "signos de estabilización" pero todavía "no hay un viraje".

En este contexto Italia no brilla.

El Belpaese cierra 2019 por encima de las expectativas, con un crecimiento del PIB del 0,2% en comparación con el pronóstico cero de las Perspectivas de la economía mundial de octubre.

Para el 2020 está previsto una aceleración del +0,5% (estimación confirmada en comparación con octubre), para luego alcanzar +0,7% en 2021.

Un dato este último limado a la baja del 0,1 puntos sobre las estimaciones anteriores.

Sin lugar a dudas, observó el FMI, Italia mejoró pero se trata de una recuperación "muy muy modesta".

De ahí la necesidad de llevar a cabo reformas para aumentar la productividad y el potencial crecimiento, y sobre todo para reducir la alta deuda pública.

Actuar sobre el "nominador y denominador de la relación deuda-PIB" es importante para hacer frente a esas debilidades que, en caso de un cambio del "sentimiento" de mercado, podrían poner a Italia en dificultades.

Para ayudar a la "recuperación" italiana está la política de flexibilización monetaria llevada a cabo por los bancos centrales.

Una política que impulsó a la economía mundial en 0,5 puntos porcentuales en 2019, y que hará lo mismo para 2020.

Gracias a los estímulos, se espera que el PIB mundial aumente en 3,3% este año y el próximo en 3,4% en comparación con +2.

9% del 2019.

Pero los datos para este año y el próximo, incluso si muestran una aceleración, fueron revistos a la baja debido a la desaceleración de algunas economías emergentes y, sobre todo, a la desaceleración repentina de India.

La directora general del FMI, Kristalina Georgieva, habla de una recuperación "lenta" e invita a actuar para "poner fin" a las crecientes analogías entre la década que acaba de abrir y los años 1920, las que precedieron a la Gran Depresión.

"Es esencial una acción común y coordinada", dijo Georgieva.

"No hay espacio para la complacencia", sostiene el jefe economista del FMI, Gita Gopinath.

La apelación al multilateralismo, en la Davos de los globalistas que esperan a Donald Trump, concierne sobre todo al comercio.

Aunque la noticia de la firma de la Fase Uno del acuerdo entre Estados Unidos y China es buena, queda mucho trabajo por hacer, afirmó el FMI.

Sin contar la posibilidad de que Trump decida abrir un frente de confrontación con Europa e imponer aranceles sobre los automóviles.

Tasas que tendrían "consecuencias" en Eurolandia, que espera crecer un 1,3% este año, un poco menos de lo esperado, y el siguiente 1,4%.

En 2020, Europa puede contar más en la locomotora alemana: el PIB de Alemania se estima en +1,1%, una mejora notable en comparación con el +0,5% de 2019, aunque 0,1 puntos porcentuales por debajo de las expectativas.

Las estimaciones de Estados Unidos para este año también son limitadas.

La empresa estadounidense está prevista a crecer un 2,0% en 2020 (-0,1 puntos) y se desacelere por debajo del 2%, a 1,7% en 2021.

Cifras lejos del 3% a las que apunta Trump que, sobre el buen estado de la economía, se juega una buena parte de su campaña electoral para 2020.

En resumen aquello del FMI es una foto con luces y sombras de la economía mundial en la que pesan los diversos frentes abiertos de Trump quien, en nombre de "America First" (Estados Unidos primero), abrió la pelea comercial con China y podría abrir otro con Europa.

Además de haber contribuido a un aumento de la tensión en Oriente Medio, especialmente con Irán: en el caso de que la situación entre Washington y Teherán empeorase el riesgo allí son los suministros de petróleo, la confianza y las inversiones, sostiene el Fondo.

Completa el cuadro incierto el espectro del cambio climático, que se cierne sobre una Davos que cumple 50 años años y espera a Trump y a la joven activista sueca Greta Thundberg, las dos caras de la lucha contra el clima.

(ANSA).