internacionales

ANSA/ Colombia: El rastro del arte italiano en Bogotá

Por Agencia ANSA

22-12-2019 05:30

Por Oscar Escamilla BOGOTA, 22 DIC - Bogotá atesora el legado de varios artistas y arquitectos italianos que erigieron en la ciudad desde teatros hasta monumentos, entre ellos el Simón Bolívar, ubicado en la principal plaza del país, y la primera escultura pública que se hizo de "El Libertador".

"La relación histórica entre Bogotá e Italia es toda", dijo a ANSA Mauricio Uribe, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), tras hacer un recuento del legado artístico y arquitectónico de la península en la capital.

Una de las primeras obras hechas por italianos es la iglesia San Ignacio de Loyola, la primera parroquia urbana que tuvo la ciudad ubicada junto a la Plaza de Bolívar, diseñada por el jesuita Juan Bautista Coluccini en 1610.

Otro de los lugares icónicos de la capital es el teatro Colón, construido entre 1885 y 1895 por el arquitecto italiano Pietro Cantini, quien además creó una escuela de oficios en la que formó a 162 personas para edificar y decorar el lugar.

Las obras de ornamentación del teatro estuvieron a cargo de suizo Luigi Ramelli, mientras que los frescos fueron hechos por los pintores italianos Filipo Mastellari y Giovanni Menarini.

Las piezas de escultura del lugar le fueron encargadas al maestro Cesare Sighinolfi, a quien el gobierno de la época le encomendó además la construcción del monumento a Isabel la Católica y Cristóbal Colón, que tras dar vueltas por varios sitios de la ciudad se cimentó hace unos años en la Calle 26, que conduce al aeropuerto El Dorado.

El maestro Cantini no solo levantó el Teatro Colón, también fue uno de los constructores del Capitolio Nacional y autor del Templete al Libertador, que actualmente está en el llamado Parque de los Periodistas, en el centro de la ciudad.

El Obelisco a Los Mártires de la Patria, ubicado en una plaza que lleva el mismo nombre, fue diseñada por el danés Thomas Reed y edificado en 1880 por el escultor italiano Mario Lombardi, en homenaje a los 130 personas fusiladas por los españoles entre 1816 y 1817.

Sin embargo, de todas las obras del legado italiano una de las más importantes es el Simón Bolívar del maestro Pietro Tenerani por encargó José Ignacio París, uno de los amigos personales de "El Libertador", apenas 16 años después su muerte en 1830.

París viajó a Europa y allí le recomendaron al maestro turinés, autor del monumento a Pio VIII al interior de la Basílica De San Pedro, y quien elaboró la que es considerada la primera estatura pública de Bolívar.

Ese Bolívar, hecho por Tenerani en bronce a partir de dibujos llevados por París, se iba a instalar originalmente en la Quinta de "El Libertador", también en Bogotá, pero a su llegada a la ciudad se ubicó en la llamada Plaza Mayor, el 20 de julio de 1846.

A partir de esa fecha el lugar cambió de nombre por Plaza de Bolívar y es en la actualidad el centro del poder del país, porque en su entorno están los edificios de los tres poderes.

"Este es sin duda el Bolívar más parecido al real", apuntó Uribe, tras recordar que ese monumento estimuló la construcción de cientos más que hay dispersos por todo el país, en plazas que llevan el nombre del héroe nacional.

Otras de las obras más contemporáneas de artistas italianos en Bogotá son los relieves que están en la fachada del edificio del Banco de la República (emisor), elaboradas por Vico Consorti entre 1952 y 1956.

El escultor nacido en la Toscana en 1902 y autor de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro también construyó en la capital colombiana la estatua de Minerva, un bronce ubicado en la biblioteca Luis Angel Arango, además de las puertas de bronce del Palacio Arzobispal.

Recientemente, la Alcaldía de Bogotá y la Embajada de Italia firmaron un acuerdo en el que Roma se compromete a ser el guardián de 24 monumentos públicos hechos por artistas italianos y en homenaje a ciudadanos de ese país.

El acuerdo se suscribió en el marco del programa "Adopta un monumento".

"Adopta un monumento es la creación de padrinos, lo que está haciendo Italia con la adopción de estas obras hechas en el espacio público es volverse un padrino adicional", precisó Uribe.

(ANSA).