internacionales

ANSA/ Colombia: 600 personas confinadas por paramilitares

Por Agencia ANSA

02-01-2020 03:15

Por Oscar Escamilla BOGOTA, 2 ENE - La denuncia del confinamiento de unas 600 personas en una población rural en el selvático departamento del Chocó, en el noroeste de Colombia, por parte de un grupo paramilitar, movilizó hoy al gobierno que ordenó el traslado de tropas a la zona.

"Tan pronto se dieron estas informaciones el día de ayer pedí que se fortaleciera la presencia de la fuerza pública y en el día de hoy estará el comandante de la séptima división, no solamente en el municipio, sino en las veredas donde hay información de haber visto personas armadas", manifestó el presidente, Iván Duque.

El mandatario sostuvo que la zona donde estaría ocurriendo esa emergencia humanitaria hace parte de un corredor del narcotráfico que se disputan desde hace meses el llamado "Clan del golfo" y el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Fue la Comisión Interclesial de Justicia y Paz, una oenegé de derechos humanos, la que denunció hace un par de días en Twitter del cerco establecido por el grupo paramilitar Autodefensa Gaitanistas de Colombia (AGC) en la población rural de Pogue, jurisdicción de Bojayá.

Bojayá está grabada en la memoria del país y en el mapa de la crueldad de la guerra interna luego que el 2 de mayo de 2002 fueran asesinadas 98 personas, 79 de ellas al interior de la iglesia de la población, tras una enfrentamiento entre paramilitares y guerrilleros de las FARC.

"Nosotros no vamos a permitir que se revivan esos hechos de dolor que los colombianos hemos rechazado por tantos años", advirtió este jueves el Jefe de Estado, que ordenó el traslado a la zona del comandante de la VII División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez.

Un comunicado castrense aseguró que en esa parte del país hay destacados más de 100 militares y a propósito de las denuncias del confinamiento fueron enviados hoy otros 50 más.

En sus denuncias, la Comisión de Justicia y Paz afirmó que los ultraderechistas realizan "operaciones psicológicas y de amedrantamiento sobre la población", a pesar de la presencia de los militares.

Por su parte, el defensor del Pueblo de Chocó, Luis Murillo, dijo hoy a radios locales que "solamente en la comunidad de Pogue" hay "alrededor de 600 personas que están confinadas".

Se trata de una comunidad afrodescendiente a quienes los ultraderechistas les han prohibido ir a las zonas donde tienen sus cultivos e incluso hacer llamadas telefónicas.

Por "orden del grupo ilegal, se ha impedido la comunicación de estas comunidades por vía telefónica con otras zonas del departamento y del país", denunció el Defensor.

Desde el año pasado tanto la Defensoría como el gobierno conocen de las actuaciones violentas de los paramilitares y de los guerrilleros del ELN en esa zona del país, y pese a la presencia de uniformados se siguen registrando este tipo de acciones.

"Estoy monitoreando eso de manera permanente desde ayer y hoy estaré en comunicación con el general Ramírez para garantizar la seguridad en las veredas (poblaciones rurales, NDR) y el municipio de Bojayá", prometió Duque.

(ANSA).