internacionales

ANSA/ Cine: Vuelve el pariente egipcio del Ratón Mickey

Por Agencia ANSA

29-12-2019 05:00

Por Aldo Baquis TEL AVIV, 29 DIC - En los años 30 Mickey Mouse (Ratón Mickey), el gato Félix y la bella Betty Boop tenían, quizás sin su conocimiento, parientes en El Cairo.

El principal fue Mish-Mish Effendi.

Al igual que ellos, sobre la pantalla se movía de manera holgada, pero se distinguía de sus colegas estadounidenses por el fez (gorro) pegado a su cabeza y por el ambiente claramente oriental que lo rodeaba.

Olvidadas durante muchas décadas, esas películas animadas pioneras fueron recientemente recuperadas y propuestas nuevamente en un documental ("Bukra fil Mish-mish", de Tal Michael) transmitido ahora por la televisión israelí.

Aquellas "caricaturas" fueron producidas en un apartamento de El Cairo -con gran creatividad, pero con medios improvisados- por los hermanos Hershel, David y Shlomo Frenkel.

En 1905, para escapar de las persecuciones antisemitas, el padre de ellos, Bezalel, había dejado Bielorrusia y se había refugiado en Palestina, entonces otomana.

En 1914, sin embargo, fue expulsado por las autoridades turcas.

En Egipto los Frenkel finalmente encontraron una sociedad cosmopolita y acogedora.

Allí los tres hermanos habrían tenido los primeros contactos con los filmes de animación estadounidenses.

También ellos, estaban seguros, tenían tela para vender.

En cambio, los productores locales eran propensos al escepticismo.

Cuando pidieron financiación, la respuesta fue "Bukra fil mish-mish".

Literalmente: "mañana, con damascos".

En pocas palabras: "puedes soñarlo".

Así nació Mish-Mish Effendi, que comenzó con un primer episodio en 1936 en un gran cine de la capital egipcia.

El éxito fue inmediato.

Los Frenkel también hicieron publicidad y un film para el ministerio de guerra.

Pero en la década de 1940 tuvieron que mudarse a Francia porque en Egipto se había creado un clima político contrario a los judíos.

"Allí -dijo a ANSA el cineasta Tal Michael- continuaron toda su vida dibujando en un ático y produciendo películas que, sin embargo, pocos habrían visto".

Entre ellas, se incluyen "Mimiche", la versión francesa de "Mish-Mish" y el "Sueño del hermoso Danubio Azul".

En Francia, agregó Michael, los Frenkel no pudieron ingresar a la industria cinematográfica local.

Ya cerca de la muerte, el último de los hermanos pidió que su trabajo, amontonado en un sótano, fuera destruido.

En cambio, el hijo de Shlomo lo hizo restaurar.

Así recuperados, sus personajes ahora recobraron vida: dejando un sentido de nostalgia para aquellas notables habilidades expresivas que fueron mal interpretadas y encarceladas en una casa de campo en las afueras de París.

(ANSA).