internacionales

ANSA/ Chile: El ingreso a la universidad termina en bochorno

Por Agencia ANSA

07-01-2020 06:45

SANTIAGO DE CHILE, 7 ENE - El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch) suspendió la rendición de la prueba de historia, el último examen de selección universitaria, luego que se filtrara una de las formas del facsímil.

La decisión se adoptó en medio de dos caóticas jornadas que ya el lunes obligó a que en 64 de un total de 729 locales se suspendiera la realización del test por las protestas convocadas por alumnos secundarios que llamaron a boicotear la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Los jóvenes rechazan este mecanismo de selección estandarizado para todo el país porque, dicen, profundiza la desigualdad y discriminación del sistema educacional chileno.

"Debido a la filtración de la prueba y la consecuencia de invalidación metodológica que ello implica, se ha procedido a suspender la aplicación de la Prueba de Historia, Geografía y de Ciencias Sociales a nivel nacional", informó el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch).

La directora del Demre, Leonor Varas, informó que se investiga cómo ocurrió la filtración de las preguntas del facsímil, pero recalcó que las pruebas obligatorias de Lenguaje, Matemáticas y Ciencias que se dieron previamente "son válidas".

Fueron 202 mil los estudiantes que no pudieron rendir el test de la tarde del martes.

Los jóvenes se manifestaron desconcertados aunque la gran mayoría compartió la suspensión, sobre todo porque en la mañana habían vivido una jornada muy violenta.

Carabineros reprimió a sus compañeros que querían impedir que rindieran la prueba.

Gran parte coincide con los cuestionamientos a la PSU, pero criticaron el método de las ocupaciones y destrozos de locales, mientras otros dijeron que se sentían atrapados en este único sistema de ingreso a la universidad.

Varela relató que mediante una denuncia previa se enteraron de la filtración de la prueba.

Indicó que Carabineros resguarda el material y custodia los test, recalcando que "las medidas de seguridad son sumamente estrictas", por lo que celebró "el punto al que llegamos" con la rendición de la PSU, dado el actual escenario de contingencia social.

Reveló que también "aparecieron pruebas de matemáticas que se filtraron, pero muy al límite del comienzo de la prueba", por lo que, explicó, "con todos los protocolos respecto a cuál es el tiempo de exposición que invalida una prueba eso no se cumplió, ni en Matemáticas ni Ciencias".

En cambio, Historia "sí circuló un folleto con mucha anticipación e incluso, las respuestas de esa prueba".

El Cruch y el Demre fueron severamente cuestionados por insistir en la rendición de la prueba pese a que no existian las condiciones.

Al respecto, el vicepresidente del Cruch, Aldo Valle, sostuvo que "tal vez se nos escapó la desmesurada violencia que pudimos advertir ayer y eso desde luego para garantía de las personas".

Valle había asegurado que quienes no pudieron dar la PSU de Lenguaje, que se vio interrumpida por manifestaciones y tomas el lunes, se iba a resguardar la seguridad y tranquilidad con anticipación para impedir otras intervenciones.

El vicepresidente del Cruch cuestionó las manifestaciones y dijo que "he intentado en toda mi trayectoria de ser muy empático con las críticas que provienen de las organizaciones estudiantiles porque creo que muchas de ellas tienen un fundamento muy valioso.

Lo que no comparto y condeno es que antes que el argumento y la persuasión manifestemos amenazas, ultimátum y finalmente violencia, ese es un retroceso mucho mayor, desde el punto de vista cultural, intelectual y social".

En diálogo con radio Cooperativa, admitió que como todo instrumento de medición la PSU tiene sesgos, pero "estamos en camino de modificar eso".

Subrayó que el problema es más profundo, es la desigualdad estructural del sistema escolar que se refleja "desgraciadamente cuando se trata de acceder o medir las diferencias que tienen los estudiantes".

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, se ha mantenido alejada del conflicto y evitó cualquier pronunciamiento sobre las dos caóticas jornadas.

(ANSA).