internacionales

ANSA/ Australia: La marina militar salvó a un millar de personas

Por Agencia ANSA

03-01-2020 06:15

SIDNEY, 3 ENE - El infierno de fuego que desde hace semanas devora a Australia está destinado a empeorar el fin de semana y las autoridades de los estados del sudeste invitaron a los habitantes y turistas a abandonar el área ahora que están a tiempo, mientras se procedió a un rescate este viernes.

Hoy la marina militar evacuó un millar de personas de la ciudad de Nowra, asediada por el fuego.

En la noche de San Silvestre se habían refugiado en la ribera del mar, en la playa de Mallacoota, donde los medios de desembarco los refugiaron y trasladaron junto a los animales domésticos y poco efectos personales a las naves militares HMAS Choules y MV Sycamore.

Se trató, según el diputado local Darren Chester, de una "evacuación masiva sin precedentes que concernió a civiles".

Los residentes y los turistas socorridos serán trasladados a Western Port, unas 16 horas de navegación a lo largo de la costa.

Para mañana están previstos vientos fuertes y una temperatura de más de 40 grados hecho empeorará la furia de los incendios y pondrán en riesgo a unas 100.

000 personas.

"Existe por el momento una ventana por la cual salir", declaró la premier de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, advirtiendo que el tiempo disponibles es limitado.

Muchas zonas están aisladas y aviones militares lanzaron a las poblaciones víveres, agua y artículos de primera necesidad junto a teléfonos satelitales, precisó el premier del estado de Victoria, Dan Andrews, que declaró el estado de calamidad en seis áreas.

En otras zonas del estado la población fue invitada a evacuar por las calles como si fuera un convoy.

Desde el comienzo de los incendios, en setiembre, al menos 20 personas murieron, decenas fueron declaradas desaparecidas y más de 1.

300 casas quedaron destruidas.

Y no se aplacan las críticas en relación al primer ministro Scott Morrison, acusado por su política poco sensible a los cambios climáticos y por irse de vacaciones a Hawaii justo mientras se intensificaba la crisis de los incendios.

El líder de la oposición laborista, Anthony Albanese, reprochó a Morrison no haber hecho lo suficiente.

Por su parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, bajo acusación meses atrás por la gestión de los estragos en la Amazonia, ironizó acerca del silencio de Emmanuel Macrono sobre el caso australiano.

"¨Ha hablado, por ejemplo, de poner en duda la soberanía australiana?", dijo refiriéndose a las afirmaciones del presidente francés acerca de la dimensión internacional de la emergencia debida a la deforestación de la Amazonia.

Bolsonaro también criticó a Greta a la que definió meses atrás como "una mocosa", "Esta niña de por ahí, aquella pequeña, dijo alguna cosa?", dijo.

(ANSA).