internacionales

ANSA/ Australia: El país en llamas, no a fuegos artificiales

Por Agencia ANSA

29-12-2019 02:45

Por Fabio Govoni CANBERRA, 29 DIC - Decenas de miles de personas deberán dejar sus casas y sus lugares de vacaciones en el sur de Australia, afectadas por más de 100 incendios que en todo el país destruyeron más de tres millones y medio de hectáreas en el verano más cálido jamás registrado.

En tanto, 260 mil personas firmaron una petición para cancelar los tradicionales fuegos artificiales de la noche de San Silvestro en Sydney ( fin de año) y propone utilizar ese dinero para combatir los devastadores focos de incendios que desde hace semanas asolan sin descanso al país.

En particular al estado de Nueva Gales del Sur, donde 3 millones de hectáreas de vegetación y centenares de casas, se hicieron humo.

El estado alberga las principales ciudades australianas, desde Sydney a Newcastle.

Pero las autoridades de Sydney, a pesar de la capa de humo, no están muy de acuerdo en renunciar al famoso espectáculo de fin de año que se espeja en las aguas y por el cual este año dispusieron 4,5 millones de dólares, según reportan medios australianos.

La petición de Change.

org pide que esos fondos sean destinados a apoyar a los bomberos voluntarios y a los agricultores arruinados por el fuego, el humo y la sequía.

Una emergencia que no se logra afrontar, por la gran magnitud de los frentes de fuego, azuzados por un calor récord, con temperaturas permanentes por encima de los 40§C, por fuertes vientos secos y una sequía que no da tregua desde hace meses, interrumpida solo por ocasionales temporales, en los que los daños causados por los rayos supera el alivio de un poco de lluvia.

Hoy la emergencia se ubica en el sur de Austria, donde en la región de East Gippsland, al oeste de Adelaida, tres frentes gigantescos de fuego devoraron ya 130 mil hectáreas y la zona en riesgo fue evaluada en unos 15 mil kilómetros cuadrados.

Y donde 30.

000 turistas fueron invitados a alejarse lo más rápido posible porque las calles principales, las vías de escape, podrían convertirse en intransitables dentro de pocas horas.

Una ciudad entera, Goonergah, rodeada de un antiguo bosque primario que ahora corre el riesgo de convertirse en humo, fue evacuada.

Y el Falls Festival de Lorne, no lejos de Melbourne (Estado de Victoria) fue cancelado.

Los incendios, sobre todo aquellos gigantescos de Nueva Gales del Sur, que rodean a Sydney y están destruyendo los bosques de eucaliptus de Blue Mountains, privan a los koalas de su hábitat y ponen en peligro su supervivencia.

Solo para hacer una comparación, los terribles incendios que asolaron California en 2018 destruyeron "solamente" 1,8 millones de hectáreas y los de este año en Amazonia 900 mil hectáreas, contra los 3,5 millones de hectáreas de Australia, en cuatro o cinco meses.

La cantidad de víctimas, ocho en total, es relativamente baja: pocas en comparación a las 173 del "viernes negro" de 2009 solo en el estado de Victoria o a las 75 del "miércoles de ceniza" de 1983.

Pero la extensión de los frentes de fuego es una de las más grandes jamás registras, mientras las más de 800 casas destruidas lo convierten en el cuarto incendio más grave en 100 años, según el instituto de emergencias Risk Frontiers.

(ANSA).