internacionales

ANSA/ Abusos: Giro inesperado en caso Weinstein, más acusaciones

Por Agencia ANSA

06-01-2020 08:00

Por Alessandra Baldini NUEVA YK, 6 ENE - Un giro inesperado dio el caso de Harvey Weinstein, cuyo tan esperado proceso por acoso y violación comenzó hoy en Nueva York, mientras en Los Angeles se abrió un nuevo frente contra el exproductor de Hollywood acusado de delitos sexuales.

Dos violaciones en dos días, el 17 y el 18 de febrero, en la semana anterior a la entrega de los Premios Oscar, condujeron a cuatro nuevas acusaciones de imputación sobre la base de las denuncias de dos mujeres, una de las cuales era una actriz y modelo italiana que en 2017 había contado la violencia sufrida a Los Angeles Times.

La confirmación al periódico de que es ella, la italiana que mientras tanto se mudó a California, una de los dos acusadoras del ex magnate de Miramax fue su abogado David Riggs.

Las nuevas incriminaciones se anunciaron pocas horas después de que Weinstein ingresó a la sala de audiencias de Manhattan para comenzar el juicio.

"Sobreviviente" de una operación en su espalda, el hombre, una vez entre los más poderosos de Hollywood, llegó sostenido por dos hombres y apoyado en un andador: sufriente, desaliñado y muy diferente del personaje dominante que durante décadas había decidido el destino de estrellas y guiones.

Esperándolo fuera del juzgado había una pequeña multitud de manifestantes, incluidas las actrices Rose McGowan y Rosanna Arquette.

"El tiempo expiró para el acoso en todos los lugares de trabajo.

El tiempo venció para disculpas sin consecuencias.

El tiempo expiró para la cultura del silencio", dijo esta última.

Weinstein es acusado de abusos y violación por unas noventa mujeres, entre las cuales Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow, actualmente estrellas de primer nivel: hasta la fecha solo dos de ellas, una de las cuales aún anónima, habían logrado superar obstáculos de procedimiento y credibilidad al convencer al fiscal jefe de Nueva York, Cyrus Vance, de llevar el caso al jurado.

Los acontecimientos en Los Angeles abren un segundo frente: si es declarado culpable en California, Weinstein corre el riesgo de enfrentar 28 años de cárcel, mientras que tendrá que pagar una fianza de cinco millones de dólares porque se lo considera en riesgo de fuga.

Entre las acusadoras de Weinstein en Nueva York, la que salió del armario y quien testificará en contra de él es Mimi Haleyi, ex asistente de producción de la ahora desaparecida Weinstein Company: afirma que el productor la invitó a su casa en Nueva York en 2006, y allí le practicó sexo oral a la fuerza.

"Ninguna mujer debería ser sometida a este tipo de abuso inaceptable", dijo Haleyi a los periodistas en ese momento: "Las mujeres tienen derecho a decir que no.

Un no y un no, independientemente de las circunstancias, y le dije que no".

Una línea compartida por otra acusadora de Weinstein, Jasmine Lobe, en una entrevista con la BBC: "Por eso rompí el silencio".

La ola de denuncias contra Weinstein, de 67 años, no solo lo llevó a ser rechazado por la opinión pública sino que desató una gran cantidad de investigaciones criminales.

También impulsó el movimiento #MeToo, permitiendo a muchas mujeres exponer el abuso sexual de hombres poderosos en todo el mundo.

(ANSA).