internacionales

Amnistía Internacional denuncia masacre de civiles en región etíope del Tigré

Por Agencia Télam

12-11-2020 05:30

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) aseguró hoy que numerosos civiles murieron durante una "masacre" perpetrada por fuerzas leales al gobierno central de Etiopía en el estado occidental de Tigré, en pleno conflicto secesionista desde el inicio de este mes.

"Amnistía Internacional puede confirmar que numerosas personas, probablemente centenares, fueron apuñaladas o asesinadas a hachazos en la ciudad de Mai Kadra (May Cadera), en la zona suroeste de la región etíope del Tigré, en la noche del 9 de noviembre", indicó el comunicado de la organización.

AI aseguró que "verificó digitalmente fotografías espantosas y videos de cuerpos desperdigados en las calles de la ciudad, o siendo transportadas en camillas".

“Hemos confirmado la masacre de un gran número de civiles, que parecen haber sido jornaleros que no participaron de ninguna manera en la ofensiva militar en curso”, declaró Deprose Muchena, directora de AI para África Oriental y Meridional.

Testigos que proporcionaban alimentos y suministros a las Fuerzas de Defensa de Etiopía (ADF) relataron a la organización que el 10 de noviembre visitaron la ciudad y encontraron “cadáveres esparcidos” por toda la ciudad.

Según las descripciones, “los cadáveres tenían heridas abiertas que parecen haber sido infligidas con armas afiladas, como cuchillos y machetes, y que no había señales de heridas de bala”.

Pese a que aún ningún grupo se adjudicó la responsabilidad, los testigos señalaron al Frente de Liberación de los Pueblos del Tigré (TPLF).

“Tres personas dijeron a AI que los supervivientes de la masacre les dijeron que habían sido atacados por miembros de la Fuerza Especial de Policía de Tigré y otros miembros del TPLF”, comunicó la organización.

Si bien aún no se conoce el número oficial de muertos en Mai-Kadra, la agencia de medios del gobierno regional de Amhara, AMMA, informó que hubo alrededor de 500 víctimas, y agregó que eran principalmente residentes de la ciudad.

Si se confirma oficialmente esta masacre de civiles, sería la primera registrada en esta región del norte, en la que se enfrentan desde hace una semana tropas del Gobierno central y la guerrilla secesionista de TPLF.

El 4 de noviembre el primer ministro etíope y premio Nobel de la Paz 2019, Abiy Ahmed, lanzó una operación contra las autoridades del Tigré, a quienes había acusado de haber atacado dos bases del ejército en su territorio, lo que los responsables regionales desmienten.

La fuerza aérea etíope llevó a cabo varios bombardeos contra objetivos del Tigré y también intervino por tierra, con combates de artillería pesada, en el oeste.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), hasta el 11 de noviembre, más de 8.000 refugiados habían huido del estado occidental de Tigré hacia el vecino Sudán.

El TPLF era la parte dominante de la coalición gobernante de Etiopía antes de que Abiy, primer dirigente perteneciente a la etnia oromo, la más importante del país, asumiera el cargo en 2018 y anunciara amplias reformas políticas que le valieron el Nobel el año pasado.

Sin embargo, esas reformas abrieron espacio para antiguos agravios étnicos y de otro tipo.

El TPLF, sintiéndose marginado, dejó la coalición el año pasado, aunque sigue siendo una fuerza militar fuerte.

Los líderes de Tigré rechazan la prolongación del mandato de los diputados por el parlamento federal -que terminaba en octubre- y decidieron realizar unilateralmente elecciones en su región en septiembre.

Desde entonces, cada campo considera al otro ilegítimo. (Télam)