internacionales

Al menos cuatro manifestantes muertos en una nueva jornada de protestas sociales en Irak

Por Agencia Télam

20-01-2020 03:00

Al menos cuatro manifestantes murieron y otros 90 resultaron heridos en las ciudades iraquíes de Bagdad y Kerbala, en medio de una nueva jornada de masivas movilizaciones contra el gobierno y la crisis económica y política que sacude desde hace meses el país.

Las protestas en Bagdad comenzaron temprano esta mañana y, según informó la agencia DPA, las fuerzas de seguridad utilizaron munición real y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que cortaron varias rutas y la avenida principal de la capital en la que ya se registraron tres de los muertos y 60 heridos.

En tanto, en Kerbala los manifestantes cortaron las principales calles de la ciudad y también fueron reprimidos con munición real y gas lacrimógeno, lo que dejó hasta ahora un saldo de un muerto y 25 heridos, consignó la agencia alemana.

Los manifestantes también impulsaron una huelga en colegios, universidades e instituciones públicas con la intención de presionar al presidente iraquí, Barham Salih, para que nombre a un primer ministro de consenso.

La crisis que vive el país estalló el 1 de octubre con miles de manifestantes que salieron a las calles para denunciar la corrupción, los servicios básicos deficientes y la falta de trabajo, y exigir la dimisión del gobierno en pleno, la disolución del Parlamento y el fin del sistema político impuesto después de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

La violencia desembocó en la renuncia del primer ministro, Adil Abdul-Mahdi, el 29 de noviembre, dimisión que fue aceptada por el Parlamento el 1 de diciembre, cuyas fuerzas políticas aún no se ponen de acuerdo para proponer un candidato que lidere el Ejecutivo.

La representante especial de la U para Irak, Jeanine Hennis-Plasshchaert, llamó hoy a que se atiendan las demandas y reformas que reclaman los iraquíes en las calles y los animó a continuar con las manifestaciones de manera pacífica.

Hennis-Plasshchaert lamentó hoy que a dos meses de la renuncia presentada por Abdul-Mahdi, los líderes políticos siguen sin encontrar un sustituto.

Además, reconoció que tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque estadounidense en Bagdad desvió la atención de las cuestiones internas en Irak pero, según ella, esto no debería "eclipsar" las reivindicaciones legítimas de los iraquíes, ya que de lo contrario generaría más malestar y desconfianza, consignó la agencia alemana. (Télam)