internacionales

Ahora Erdogan busca crear una zona segura para 4 millones de refugiados sirios

Por Agencia Télam

28-01-2019 11:00

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sorprendió hoy al revelar que impulsará en Siria una "zona segura" a la que podrían regresar los millones de sirios refugiados en Turquía, país que alberga a la mayor cantidad de desplazados de la convulsionada nación árabe.

"Nuestra intención es establecer zonas seguras a las que puedan retornar los cuatro millones de sirios que están en nuestro país. Creo que el número de sirios que retornarían superaría millones una vez que haya zonas seguras", dijo el jefe de Gobierno, quien aclaró que de ese lugar estarán excluidos "los terroristas", informó la agencia de noticias EFE.

Este anuncio de Erdogan se contrapone a lo afirmado por el mismo mandatario hace exactamente una semana, cuando aseguró que "nunca permitirá" la creación de una zona segura en el norte de Siria que convierta al lugar en una "ciénaga", en respuesta a la propuesta en este sentido del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En aquellas declaraciones, Erdogan había recalcado la necesidad de alejar a los "grupos terroristas" de la frontera, en una velada referencia a la situación en el Kurdistán iraquí, donde tiene bases el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por las autoridades turcas.

Y unos días antes de esas palabras, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de milicias que combate a Estado Islámico (EI) con el apoyo de la coalición que lidera Estados Unidos, afirmaron estar preparadas para apoyar la creación de una "zona segura" en el norte y el noreste del país árabe.

Sin embargo, en un encuentro en Estambul de asociaciones de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de países islámicos, Erdogan giró hoy su posición hacia la propuesta estadounidense de establecer en Siria una franja fronteriza de 32 kilómetros de ancho bajo control turco.

El mandatario dijo que su Gobierno está haciendo "consultas positivas" con Estados Unidos y Rusia para "reforzar la seguridad nacional y garantizar la integridad territorial de Siria".

"Pronto llevaremos la paz, la seguridad y la estabilidad al este del (río) Éufrates, al igual que hicimos en las otras regiones", dijo Erdogan, en referencia a la intervención de las tropas turcas al norte de Alepo y en el cantón kurdo de Afrín.

El presidente aseguró que ya casi no quedan elementos del Estado Islámico en Siria, pero reiteró su preocupación que para luchar contra ellos "los países occidentales eligieron armar otra organización terrorista", en referencia a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Y acusó a las YPG de tener "un sucio acuerdo" y "una cooperación secreta" con el propio EI, por haber negociado durante la conquista de algunas ciudades la libre retirada de los milicianos yihadistas, con sus armas.

"Lo que es aún más catastrófico: la organización terrorista YPG armó y entrenó a un sector del Daesh (acrónimo de Estado Islámico) para emplearlo contra nuestro país", aseveró Erdogan, que prometió que Turquía pronto "limpiará" Siria completamente de esos yihadistas. (Télam)