interes-general

Maduro acusó a EE.UU de querer derrocarlo y señaló a Colombia y Brasil

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió a lanzar imputaciones contra Estados Unidos al acusar al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, de dirigir un plan para derrocarlo y asesinarlo con el apoyo de Brasil y Colombia.

Por Redaccion GLP

13-12-2018 08:17

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió a lanzar imputaciones contra Estados Unidos al acusar al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, de dirigir un plan para derrocarlo y asesinarlo con el apoyo de Brasil y Colombia.

"Hoy vengo otra vez a denunciar el complot que desde la Casa Blanca se prepara para violentar la democracia venezolana, para asesinarme y para imponer un gobierno dictatorial en Venezuela", dijo anoche el jefe de Estado en rueda de prensa.

Aseguró que los supuestos conspiradores asignaron "nuevamente" a Bolton como jefe del complot "para llenar de violencia Venezuela y para buscar una intervención militar extranjera, un golpe de Estado, asesinar al presidente Maduro e imponer lo que llaman ellos un consejo de gobierno transitorio".

Según Maduro, el asesor estadounidense ha estado asignándole misiones al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, "para provocaciones militares en el sur de Venezuela, en la frontera" que comparten ambos países, reportaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

"Hamilton Mourao (vicepresidente electo de Brasil) declara todos los días como presidente paralelo en Brasil. Todos los días fija la pauta de lo que va a ser la política de ese gobierno, todos los días dice que va a invadir a Venezuela, que Brasil va a utilizar sus fuerzas militares", indicó.

El líder chavista dijo que en cambio a Bolsonaro "casi ni se le oye la palabra, la voz" y auguró que entre ambos países "va a haber paz y cooperación pese a que el vicepresidente brasileño es un loco cobarde".

Asimismo, indicó que Colombia "es cómplice" de este supuesto plan de Estados Unidos, algo que ya ha rechazado el presidente colombiano, Iván Duque.

Maduro dijo contar con información de inteligencia obtenida por su gobierno según la cual se "está entrenando un grupo paramilitar denominado el G8" en el departamento colombiano del Norte de Santander, formado por "734 mercenarios" colombianos y venezolanos.

También refirió que su gobierno maneja la información de que se están entrenando "fuerzas de comando" en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en los Estados Unidos "para una agresión quirúrgica contra bases aéreas y bases militares venezolanas".

La relación entre Venezuela y Estados Unidos, uno de los principales destinos del petróleo de la nación caribeña, es sumamente tensa desde que el chavismo llegó al poder en 1999 y en la actualidad los países no comparten embajadores.

Y se volvió aún más difícil desde que Donald Trump llegó a la Presidencia a comienzos de 2017 y dijera públicamente en agosto de ese mismo año que no descartaba la "opción militar" para resolver el "muy peligroso lío" que atraviesa Venezuela.

Maduro aprovechó además la rueda de prensa para dejar claro que no aceptará "chantaje" diplomático en vista de la posibilidad de que algunos países retiren sus embajadores por considerar ilegítima su reelección, que se dio en un escenario electoral en el que el grueso de la oposición no participó.

Para más información, visite INICIO.