gremiales

Peidro denunció exclusión de la central del debate y aseguró que no habrá salida sin participación

Por Agencia Télam

15-10-2020 08:30

El secretario general de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), Ricardo Peidro, aseguró hoy que "no será posible una salida a la crisis sin plena participación popular", al cuestionar lo que definió como "la exclusión de la central en el debate de la víspera para determinar un nuevo haber mínimo en el Consejo del Salario".

El dirigente de los visitadores médicos sostuvo hoy en un comunicado que la central que conduce junto con el titular de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, fue "excluida" del debate en la Comisión Técnica del Consejo, y aseguró que los protagonistas del encuentro quisieron evitar "una voz disonante en la actual crisis".

El dirigente explicó que el encuentro de la Comisión Técnica del Consejo del Salario, previo a la plenaria que aprobó un aumento del mínimo del 28 por ciento en tres tramos, se inició con "la participación de las tres centrales sindicales y las cámaras patronales y los funcionarios laborales", en una reunión encabezada por el ministro Claudio Moroni.

"Luego de las presentaciones formales, los funcionarios laborales determinaron que solo podían participar en el debate de la Comisión de Empleo, Productividad y Salario Mínimo, Vital y Móvil un representante de la CTA y otro de la CGT, lo que excluyó a la CTA Autónoma de la titularidad del ámbito que elevó el aumento a la plenaria", explicó.

Peidro rechazó "esas condiciones" por considerarlas "arbitrarias" y sostuvo que “es evidente que se quiso evitar una voz disonante en el contexto de la actual crisis".

El dirigente informó hoy que las partes determinaron un nuevo encuentro para abril de 2021 para negociar los montos del salario mínimo, que en marzo próximo alcanzará los 21.600 pesos, aunque sostuvo que el empresario industrial (UIA) Daniel Funes de Rioja aclaró que cuando el sector afirmó "estar dispuesto a revisar entonces este acuerdo no significa que se trate de una cláusula gatillo y que se produzca un incremento automático".

"Se le impidió a la CTAA en la plenaria, en la que participó, que plantease las necesidades y propuestas de un importante sector de trabajadores. El poder adquisitivo se redujo en un 35,7 por ciento en los últimos cuatro años y medio y, esa realidad, debería haber sido el primer parámetro para la recomposición del mínimo, vital y móvil", reseñó Peidro.

El dirigente indicó que el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma detalló que el aumento convenido ayer convalidó "una caída del 9 por ciento en el año, por lo que el salario retrocedió a niveles de 2004 y, el ingreso mínimo, funciona otra vez como ancla salarial o señal que limita la puja distributiva en los sectores con margen de reclamo".

"El acuerdo limitó también las demandas de los sectores que toman el mínimo como una referencia, como el personal de casas particulares, sector público provincial y municipal y la economía popular. La suba convenida implicó la pérdida de una oportunidad para impulsar una política salarial que fortalezca los ingresos de los sectores de menores recursos", concluyó la CTAA en el documento de prensa difundido esta tarde. (Télam)