gremiales

Micheli denunció extorsión de empresas de servicios públicos y sobrefacturación

Por Agencia Télam

12-05-2020 04:30

El dirigente sindical Pablo Micheli denunció hoy "la extorsión de las empresas de servicios públicos a millones de usuarios, la sobrefacturación y la omisión patronal de las normas dictadas por los organismos de control para evitar los abusos".

Micheli y Dora Martínez, secretarios general y adjunto del ala opositora a Ricardo Peidro y Hugo Godoy en la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), señalaron que "las facturas que llegan a hogares, comercios e industrias tienen valores inauditos para los usuarios que no consumieron gas ni luz o que lo hicieron en escalas muy inferiores", en un comunicado de prensa.

También señalaron que en muchos casos "el consumo fue de forma leve superior en telefonía fija, móvil, internet y TV por cable" y argumentaron que el Enargas y el ENRE ya comunicaron a las distribuidoras de gas natural y a las eléctricas Edenor y Edesur "la mecánica que deben utilizar para facturar en cuarentena".

En ese sentido, indicaron que en el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus "no pueden tomar el estado del medidor de forma presencial o remota y, en algunos casos, exigieron a las prestatarias que no tengan tele medición o toma estado que se aplique el menor consumo registrado en los últimos tres años previo a la emisión de la factura del mismo período estimado, hasta tanto haya lecturas reales en los medidores".

"En otros casos, instaron a las concesionarias a utilizar aplicaciones, sitios web u otras herramientas informáticas para que los usuarios emitan declaraciones juradas con el consumo real, en caso de ser nuevos, o con datos históricos de consumo menor a un año", puntualizaron los dirigentes en el documento de prensa.

Micheli y Martínez aseveraron que, sin embargo, las empresas enviaron facturas onerosas a partir de "la argucia de modificar las fechas de facturación en el caso de grandes prestatarias; del cobro de fuertes recargos en servicios que tuvieron serias deficiencias (navegación de internet, telefonía celular) o importantes aumentos en adicionales que prestan las cooperativas de servicios públicos y que se incluyen en la boleta mensual o bimestral (sepelio, saneamiento o cloacas)".

Los dirigentes exigieron que los usuarios afectados sean resarcidos con "la devolución de lo facturado de más si ya abonaron y con la prohibición de suspensión o corte del servicio por ausencia de pago si aún no lo hicieron" y reclamaron también que las empresas "refacturen" los consumos producidos.

Por último, los gremialistas se pronunciaron por la creación de una mesa de trabajo en la que participen usuarios, sindicatos, empresas, el Estado y especialistas para reconfigurar "la prestación de los servicios públicos". (Télam)