gremiales

La ATE-Indec reclamó paritarias, una recomposición salarial y difundió nuevo informe

Por Agencia Télam

23-07-2020 08:30

La Junta Interna de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) aseguró que el 10 por ciento más pobre de la población ocupada concentra el 1,3 por ciento del total de ingresos y, el 10 por ciento más rico, el 28,9 por ciento, y reclamó otra vez al Estado el llamado a paritarias para lograr "una recomposición de los salarios".

Un informe de la ATE-Indec señaló que "el mercado laboral formal está pulverizado por políticas que posibilitaron mayor flexibilización y pérdida de derechos de los trabajadores" y, en el caso de los estatales, "se impone la pronta estabilidad en el empleo y el pase a planta permanente inmediato".

"Es necesario que en el Indec cese la precariedad laboral, que alcanza al 79 por ciento del personal, y que se negocie un convenio propio", indicó.

El nuevo estudio de la Junta Interna en el organismo, titulado "El mercado de trabajo y la distribución del ingreso antes del aislamiento social, preventivo y obligatorio", procuró continuar generando herramientas para lograr "una recomposición salarial justa y la discusión de la pauta de haberes 2020/21".

Los delegados del gremio en ese organismo público, Raúl Llaneza, Fabio Peñalva y Marcela Almeida, aseveraron que "la paritaria estatal fue suspendida por el Estado a partir de su solicitud de un cuarto intermedio", y reseñaron que casi "la mitad de los hogares reciben menos de 46.500 pesos, apenas por arriba de los valores que difunde el Indec para no ser pobre".

El Indec informó hace algunos días en su estudio técnico “Evolución de la distribución del ingreso del primer trimestre” que casi la mitad de los hogares reciben menos de 46.500 pesos, apenas por arriba de los valores para evitar la pobreza, que en marzo último se ubicó en 41.994,86 pesos, "muy lejos de la canasta de ingresos mínimos de 66.013 pesos para el hogar tipo".

"La situación de lxs monotributistas es peor ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se debe sumar la no percepción de medios aguinaldos y sumas fijas que el Gobierno otorgó para atenuar la pérdida salarial", concluyó. (Télam)