gremiales

La Asociación Bancaria calificó como positivo el acuerdo alcanzado con acreedores sobre la deuda

Por Agencia Télam

04-08-2020 08:00

El gremio de la Asociación Bancaria (AB) calificó como "positivo" el acuerdo sobre reestructuración de la deuda alcanzado con acreedores externos, pero exigió que "el FMI y los profugadores de capitales y las corporaciones evasoras de impuestos" permitan "el cumplimiento" de este arreglo alcanzado por el Gobierno argentino.

"El Gobierno de Mauricio Macri dejó un brutal desquicio económico en las finanzas del Estado y, al país, en una virtual cesación de pagos que restringe la posibilidad de utilizar todos los instrumentos de política económica y financiera para superar el desastre recesivo agravado por el impacto del Covid-19", remarcó el secretariado nacional de la organización sindical que encabeza Sergio Palazzo.

En ese sentido, la AB interpretó que el acuerdo anunciado por el presidente Alberto Fernández tiene un aspecto positivo, "pues se define un esquema de pagos que implica un importante alivio para las finanzas nacionales".

Para el gremio, el acuerdo fija "la posibilidad de ordenar las finanzas públicas y emprender reformas que no admiten demora en materia de matriz productiva, distribución del ingreso, tributaria y financiera, para poder vivir con lo nuestro en un mundo que atraviesa una catástrofe humanitaria y económica".

No obstante, indicaron desde la entidad "la realidad de un acuerdo en el límite de la sustentabilidad exigida acertadamente por el Gobierno".

"Al expresar pues nuestro respaldo a la decisión del presidente Alberto Fernández y a la gestión del ministro de Economía, Martín Guzmán, no podemos ignorar que durante este tiempo, el país fue sometido a brutales presiones de los acreedores y sus socios locales para exigir condiciones imposibles de cumplir, y también para condicionar las reformas señaladas", afirmaron.

Por eso, la Bancaria insiste en que "han de hacerse responsables de posibilitar el cumplimiento del acuerdo particularmente el FMI, los profugadores de capitales y corporaciones evasoras de impuestos, los oligopolios formadores de precios y los beneficiados por la especulación financiera".

"Es así, pues ningún habitante de nuestro país puede pasar hambre, carecer de atención a la salud, de derechos como los alimentos, la energía, y la educación", puntualizaron desde la entidad sindical. (Télam)