gremiales

Gremios defendieron a la universidad pública y repudiaron a quienes la desacreditan

Por Agencia Télam

27-07-2020 07:45

Las Asociaciones de Docentes (Aduba) y del Personal No Docente (Apuba) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) se pronunciaron hoy por "la defensa de las casas de altos estudios" y denunciaron "la sospechosa regularidad con la que los detractores de ese sistema educativo público y no arancelado alzan sus voces con adjetivos peyorativos para desacreditarlo ante la sociedad".

Un documento de ambas organizaciones gremiales defendió "la universidad argentina inclusiva, porque ello significa también hacerlo con la justicia social", y rechazó a quienes "alzan sus voces y despliegan ante los medios hegemónicos porcentajes y adjetivos peyorativos para desacreditarla".

"Los ataques sistemáticos a las universidades nacionales, públicas, inclusivas y no aranceladas regresan hoy en el contexto de la pandemia de coronavirus para despertar dudas en el imaginario social sobre la calidad de ese sistema educativo, que figura entre los primeros puestos en los principales rankings mundiales y entregó gran cantidad de académicos y científicos", destacaron.

También aseguraron que esos ataques permanecen a pesar de "los inmensos esfuerzos de los trabajadores docentes y no docentes; los fundamentales avances científicos y tecnológicos en las instituciones argentinas; el esfuerzo diario del personal en los hospitales públicos que dependen de las universidades y el carácter inclusivo y social del sistema educativo".

Los gremios condenaron a quienes vociferan "a diestra y siniestra sobre los porcentajes de deserción siempre fuera de contexto" y dijeron que son "los mismos que ignoran a conciencia que el objetivo no es escupir graduados".

Los titulares de la Aduba y la Apuba, Daniel Ricci y Jorge Anro, respectivamente, explicaron que uno de los objetivos de la universidad es "la formación profesional y el desarrollo humano integral, imposible de mensurar con parámetros estandarizados y cifras simplistas", y señalaron que "los ataques revelan que se procura un futuro en el que aquellos que menos tienen también accedan en menor medida a las casas de altos estudios, mientras el personal intenta garantizar su permanencia".

También puntualizaron que esos argumentos se asientan "en lógicas de mercado ya insuficientes para resguardar la vida humana en sociedad", y afirmaron que "se desentienden de las complejidades que a partir de esas insuficiencias debe afrontar el Gobierno nacional para sortear la crisis internacional". (Télam)