gremiales

Gremios aceitero y recibidor de granos acuerdan políticas conjuntas para negociar paritarias

Por Agencia Télam

14-10-2020 03:15

Los gremios recibidor de granos y aceitero acordaron hoy la implementación de "políticas conjuntas" para las negociaciones paritarias con las cámaras y empresas de la actividad e impulsar medidas de unidad en la acción ante "la difícil coyuntura y crisis económicas".

La Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara) y la Federación Aceitera y Desmotadora (Ftciodyara), que conducen Pablo Palacio y Daniel Yofra, anunciaron hoy un histórico acuerdo gremial de “compromiso de unidad en la acción“ frente a empresas y cámaras agroexportadoras "en defensa de los intereses de los trabajadores".

"No será posible enfrentar con éxito la actual coyuntura si las organizaciones sindicales permanecen aisladas", resaltaron lo secretarios generales en un comunicado.

Los dirigentes sellaron "un acuerdo histórico" y destacaron el rol "esencial" de los trabajadores de "una actividad estratégica para posibilitar el ingreso de divisas".

"Los dos sindicatos tienen sus paritarias vencidas y existen reclamos salariales y demandas de mejores condiciones laborales y de higiene y seguridad", señalaron Palacio y Yofra, quienes también cuestionaron "la respuesta de mejora salarial cero y la negativa a modificar las condiciones de trabajo por parte de las empresas y las cámaras".

La Urgara, entre otras cosas, exige la reducción de la jornada laboral, señaló Palacio.

Ambos sindicalistas expresaron la necesidad de unir fuerzas en procura de lograr "el pleno empleo, condiciones de trabajo dignas, salarios acordes con la realidad de la actividad y que garanticen adecuada alimentación, vivienda, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte, esparcimiento, vacaciones y previsión" coincidieron los dirigentes.

"Se trabajó 24 horas al día durante toda la semana desde marzo último, de forma continua y sin interrupciones, por lo que el esfuerzo de los trabajadores logró procesar y exportar una cosecha récord histórica, pero en condiciones inseguras y riesgosas para la salud. Los empresarios obtienen ganancias extraordinarias aun durante la pandemia de coronavirus, por lo que los gremios no pueden permanecer aislados", puntualizaron.

Para los gremialistas, las reacciones patronales continúan signadas por "la ortodoxia económica, que procura descargar sus consecuencias sobre los trabajadores".

Por último, denunciaron que la crisis expulsa cada vez a más trabajadores del mercado laboral, lo que aumenta la desocupación y profundiza la precariedad y el empleo en negro, además de producir "una caída estrepitosa del salario real, afectado por el impuesto a las Ganancias, cuyo mínimo no imponible ya alcanzó a la línea de pobreza", concluyeron. (Télam)