gremiales

Gremio objetó el reemplazo de personal capacitado por la figura del marinero familiarizado

Por Agencia Télam

11-08-2020 05:45

La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp), que lidera Jorge Frías, ratificó hoy sus "objeciones" a la figura del "marinero familiarizado" en la flota costera y afirmó que ello implica precarizar "la seguridad náutica", informó hoy la organización sindical.

Frías, quien integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), rechazó la aplicación de esa figura en una nota dirigida al prefecto general Mario Farinón, a quien reclamó "la urgente reformulación de la decisión y la obligatoriedad de incluir al primer oficial en la dotación de explotación para la flota costera".

A través de un comunicado difundido por el gremio, el dirigente solicitó una inmediata audiencia y reclamó que en ese debate también participen las cámaras empresarias de la flota Aepec y Cafach.

"La Ordenanza Marítima (OM) 03/09 halló numerosos obstáculos para su aplicación. En su momento, creó la figura provisoria del 'marinero familiarizado' que, en los hechos, reemplazó en el enrolamiento al segundo patrón o primer oficial de pesca. Solo logró precarizar la seguridad humana y la carga en el mar, a lo que se suma la actual crisis sanitaria", explicó el gremialista.

Frías sostuvo que "la grave crisis sanitaria, económica y social influye en esa realidad de la flota como consecuencia de la pandemia de coronavirus".

El sindicalista afirmó que, aunque esa ordenanza concibió en sus comienzos al 'marinero familiarizado' de una forma transitoria para los buques costeros, generó que el personal del sector realice tareas inherentes a un oficial de puente y "sin la capacitación adecuada ni la titulación respectiva", añadió el documento.

"Esa figura no está reconocida, y solo puede considerarse para cumplir la guardia mínima de puente en situaciones diferentes a los viajes de pesca, por lo que el buque debe tener capitán y primer oficial a bordo para desarrollar la actividad pesquera o cualquier otra tarea de la explotación comercial", fundamentó.

Para el sindicalista, el reemplazo permanente por el 'marinero familiarizado' del primer oficial de pesca -capacitado y titulado- devino en franca relajación de las normas de seguridad de la flota costera, y arriesga la seguridad de la navegación en general, porque "no se pueden cumplir las tareas en cubierta y secundar de forma simultánea al capitán en aras de la seguridad náutica", subrayó Farinón.

"No puede contradecirse aquella Ordenanza. La Prefectura Naval Argentina (PNA) debe reformularla y determinar la dotación mínima de explotación de los buques de pesca costeros y obligar al embarque del primer oficial", concluyó. (Télam)