gremiales

Gremio de dragado rechazó la intención de empresa belga de reemplazar boyas por modelos virtuales

Por Agencia Télam

22-07-2020 08:15

El secretario general del Sindicato Personal de Dragado y Balizamiento (Dragybal), Juan Carlos Schmid, rechazó hoy la intención de la empresa belga Nul, que draga la Hidrovía Paraná-Paraguay desde hace más de un cuarto de siglo, de reemplazar "las boyas de balizamiento por modelos virtuales más eficaces y adaptables".

"Es preciso que no se realicen apreciaciones apresuradas", consideró Schmid, luego de que el CEO de la firma belga, Peter Jan de Nul, explicitara la intención de la empresa de incorporar nuevas tecnologías para automatizar las boyas en la Hidrovía.

Cristian Ricle, secretario de Interior y Exterior del gremio, fijó hoy la posición de la organización sindical ante "el anuncio de reemplazar las boyas de balizamiento por modelos virtuales más eficientes y adaptables a cartas de navegación electrónicas", según sostuvo el dirigente en un comunicado.

“Las valoraciones realizadas en varios medios de comunicación por de Nul son muy distantes de las consideraciones del sindicato" sobre el tema, afirmó el dirigente, quien agregó que las afirmaciones del CEO procuran generar "desconcierto" en la sociedad en general y entre los trabajadores en particular por "internas".

El sindicalista explicó que se impone considerar que la flota fluvial argentina, que "es única por sus diferentes condiciones de navegabilidad y balizamiento, atiende la concesión y no es igual a las que existen en el resto del mundo".

Para el dirigente, la utilización del término “virtual” muchas veces "se presta a confusión y genera una sensación de eficiencia”, explicó en el documento.

Ricle remarcó que “la tecnología invadió desde el principio a la actividad y, en la señalización del río, el cambio fue más notorio cuando el personal de cubierta cambiaba las garrafas de gas para mantener encendidas las linternas de boyas y balizas y usaba baterías muy pesadas, hasta llegar a incorporar linternas autocontenidas, programadas de forma remota y con un peso de solo tres kilos".

"Todos esos cambios fueron acompañados por el gremio y, los trabajadores, se perfeccionaron. Hoy se utiliza en el mundo la misma tecnología. El sindicato debe ser parte de los cambios evolutivos para velar por los intereses del personal", aseveró Ricle, quien sostuvo que en los últimos 25 años fue capital "el aporte de los empleados para realizar la obra de la Hidrovía Paraná-Paraguay".

"El gremio demostró en esa obra de gran envergadura su compromiso, mediante la profundización y señalización al comienzo y, luego, con las tareas de mantenimiento nada sencillas en todos los canales de navegación", consideró.

El gremialista rechazó "la pretensión capitalista de reducir al trabajador a la categoría de un insumo, de un recurso humano", y puntualizó "la importancia de incorporar avances, pero protegiendo los intereses nacionales, lo que significa mejorar la calidad de vida de la sociedad y respetar a la naturaleza", concluyó. (Télam)