gremiales

Federación internacional apoyó el paro del SOMU y se opuso a reducciones salariales

Por Agencia Télam

08-07-2020 05:30

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), a la que están afiliados los gremios argentinos de la actividad, se solidarizó hoy con el personal del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que el lunes último inició un paro general nacional ante "la decisión de las cámaras patronales pesqueras de reducir un 40 por ciento los salarios y eliminar los convenios colectivos vigentes".

La ITF, con sede en la ciudad inglesa de Londres, se solidarizó con "la huelga total" de los marineros del sector de la pesca ante el fracaso de las negociaciones paritarias con las cámaras empresarias Capeca, Capip y CEPA", expresó su "preocupación" y solicitó "la intervención del Gobierno nacional en el conflicto".

La organización internacional afirmó a través de su secretario general Edgar Díaz que “es alarmante la postura adoptada por algunos empresarios, que intentan por todos los medios aprovecharse de la desafortunada situación de crisis sanitaria para incrementar los márgenes de sus ganancias", indicó un comunicado.

El SOMU denunció que entre otras medidas dispuestas por las cámaras figura la disminución de salarios y la reducción en un 40 por ciento de los valores establecidos en la producción para los buques congeladores, por lo que "se intenta avasallar un convenio colectivo clave en la actividad pesquera”, señaló.

“Hubo varias reuniones, pero los patrones optaron por medidas egoístas y nada solidarias y propusieron una baja de los valores de producción del langostino, la merluza y el calamar, lo que perjudica al personal", puntualizó el gremio.

Díaz enfatizó que “la impresión es que procuran avanzar hoy sobre la pesca del langostino congelado para luego hacerlo sobre el fresco y, después, sobre la captura de la merluza y el calamar", por lo que "es inaceptable la reducción de los salarios y de los valores de producción que se pretende imponer”.

Por otro lado, resaltó ante la decisión de las cámaras de impedir la salida de los barcos si no se bajan esos valores de producción que “la actitud es una flagrante extorsión y un lock out patronal ya denunciado por el SOMU, que debería haber sido atendido con urgencia y severidad por los Ministerios de Trabajo y de Desarrollo Productivo y por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura“, dijo la ITF.

“La ITF expresa su solidaridad con la medida de fuerza del SOMU, por tiempo indeterminado y en todo el sector pesquero de la República Argentina” sostuvo.

Para la entidad mundial, las cámaras deben evitar "cualquier medida unilateral o actitudes extorsivas", y reclamó al gobierno argentino que "haga respetar sin ninguna imposición los convenios y derechos laborales de los trabajadores".

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte tiene unos 20 millones de trabajadores del transporte, que son representados por 700 organizaciones sindicales en 150 países. (Télam)