gremiales

El oficialismo niega que exista intento de fraude en las elecciones internas de ATE

Por Agencia Télam

25-07-2019 01:00

La oficialista Lista Verde de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que encabeza Hugo Godoy, rechazó las denuncias de irregularidades en el proceso electoral interno lanzadas desde la Lista Verde-Púrpura de Pablo Micheli, y las atribuyó a un intento de “embarrar, ante lo que será una segura derrota” del espacio opositor.

“Con estas denuncias intenta impedir que los afiliados se expresen y ensuciar la trayectoria democrática de nuestro gremio”, lamentó la Lista Verde de la agrupación ANUSATE.

Sobre las elecciones del gremio del 7 de agosto, la nómina oficialista rechazó “terminantemente la presentación” de la nota de Micheli y su candidata adjunta, Dora Martínez, en la que advierte que se está “practicando algún tipo de fraude”.

En su réplica, el oficialismo cuestionó que la oposición “esgrime que se han dispuesto 2.000 urnas volantes, pero el número real es de 974, cifra similar al de las elecciones de 2007, 2011 y 2015, en las cuales Micheli no hizo ninguna queja”.

Remarca además que los padrones “fueron puestos a disposición de todas las listas y publicados en todas las sedes de ATE el 24 de junio, tal cual lo establece el cronograma electoral, la ley 23.551 y el estatuto de ATE”.

“La realidad de la situación en este proceso electoral en ATE es que la agrupación Verde Púrpura sólo pudo presentar listas en 4 de las 24 provincias del país y en apenas 8 de las 180 seccionales que votarán el 7 de agosto. Sólo compite en 14 lugares de los 274 convocados, es decir que de un total de 6..755 cargos en disputa sólo han presentado 350 candidatos”, reseñó la agrupación Anusate.

El sector que impulsa a “Chachorro” Godoy como secretario general evaluó que “ante la liviandad de la denuncia que no fue acompañada por ninguna de las otras listas que participarán en las elecciones, queda claro que Micheli intenta embarrar los comicios ante lo que será una segura derrota del espacio que conduce”.

Para la Lista Vede, las denuncias de la nómina Verde-Púrpura buscan “impedir que los afiliados se expresen y ensuciar la trayectoria democrática del gremio, recuperado en 1984”.

En su denuncia, el martes, el sector de Micheli advirtió que las presuntas irregularidades “fueron constatadas por escribano público e informadas”, pero la Junta Electoral las rechazó “porque todos son funcionales al fraude electoral, en especial la conducción nacional del sindicato”. (Télam)