gremiales

Denuncian despidos y suspensiones de personal de salud en Córdoba durante la pandemia

Por Agencia Télam

03-11-2020 06:15

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) denunció hoy despidos y suspensiones de trabajadores de hospitales en Córdoba, en plena pandemia de coronavirus.

El gremio provincial Unión Trabajadores de la Salud (UTS) denunció tres despidos y dos suspensiones "sin causa", en otro intento por "acallar los reclamos salariales y laborales", afirmó la organización sindical a través de un comunicado.

Ariel Gómez, secretario de Prensa de la Fesprosa, de Finanzas de la UTS y delegado en el Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla, fue suspendido por 90 días sin goce de haberes ni sumario, indicó un documento, por lo que ya fueron presentados amparos judiciales.

"Se sumó el despido de la doctora Mariana Jumene, del Hospital Illia de Alta Gracia. La situación es consecuencia de las protestas gremiales ante la caótica situación y el desborde del sistema de salud cordobés", indicó la UTS, que convocó a una asamblea hospitalaria y de la comunidad en defensa de los trabajadores.

El personal deliberará desde las 8 de mañana en el hall del primer piso del Hospital Domingo Funes, señaló la entidad.

La organización sindical repudió "el accionar del Ministerio de Salud provincial y de la dirección del Funes, por ser los responsables directos del despido del licenciado en enfermería Pablo Mercado y del enfermero profesional Facundo Paredes", quienes cumplían tareas en la unidad UTI Covid Adultos.

"El despido de dos trabajadores esenciales con formación en terapia intensiva es muy grave y arriesga la atención de la población de los departamentos de Punilla y Cruz del Eje. Se violó otra vez el decreto 624/20, que prohibió despidos y suspensiones", remarcó la Fesprosa.

El gremio, que nuclea a más de 30 mil profesionales en todo el país, también denunció "el traslado compulsivo del cirujano Marcelo Joria al hospital Transito Cáceres", y "la ilegal suspensión del obstetra Fernando Araya y del pediatra Ariel Gómez, en un claro contexto de persecución sindical", añadió.

Los trabajadores de la salud de Córdoba exigen paritarias, un básico de 50 mil pesos, condiciones laborales dignas y las inmediatas reincorporaciones y la derogación de suspensiones.

También rechazaron el acuerdo salarial del 9 por ciento hasta febrero próximo, firmado por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP), y reclamaron categorización y cese de la precarización.

Los trabajadores de la salud de Córdoba participarán el 10 de este mes en la Jornada Nacional de Lucha de la Fesprosa. (Télam)