gremiales

Choferes puntanos realizan su segundo día de paro y las empresas piden la intervención del Ejecutivo

Por Agencia Télam

23-07-2019 11:30

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) realiza hoy la segunda jornada de paro en el servicio de transporte interurbano de San Luis, en demanda de una deuda que mantienen las empresas con los trabajadores y la aplicación de la nueva escala salarial acordada a nivel nacional.

Las empresas transportistas de San Luis afirman que su situación económica es “insostenible” y piden la intervención del Estado provincial para zanjar el conflicto que se tratará, nuevamente, mañana en una reunión con el programa provincial de Relaciones Laborales.

Ayer, luego de la reunión mantenida con el sector gubernamental, la UTA paralizó el servicio interurbano desde las 17 horas y anunció su continuidad hoy y la posibilidad de mantenerla por tiempo indeterminado si no se escuchan sus reclamos.

El paro de ayer y hoy se suma al del jueves y viernes de la semana última y afecta a los usuarios que usan el transporte público para llegar a la ciudad capital por trabajo, estudio, atención médica y trámites de todo tipo.

Las empresas,por su parte, piden la intervención al gobernador, Alberto Rodríguez Saa, para solucionar la "angustiante" situación por la que atraviesa el sistema de transporte, luego de la quita de subsidios por parte del gobierno nacional.

Afirman, en ese contexto, que necesitan 24 millones de pesos mensuales para solucionar el conflicto, según afirmó Rosa Gómez, propietaria de tres de las empresas que prestan el servicio en San Luis.

Gómez indicó que los empresarios están “endeudados” y no tienen una salida porque “el servicio mermó mucho” debido a la gente no tiene cómo viajar”.

Por su parte, el gerente de Sol Bus, Raúl Sosa, aclaró que el 1º de enero los gobiernos provinciales asumieron directamente el sostenimiento del sistema de transporte pasajeros porque la Nación redefinió el esquema de subsidios para el sector y los gobernadores “bajaron” los fondos nacionales a las empresas para garantizar que salieran a la calle y mantener el precio de boleto.

En San Luis –apuntó-, Alberto Rodríguez Saá optó por “no distribuir los recursos” e hizo un desembolso extraordinario de $35 millones después de un paro de casi dos semanas hace unos meses.

Sosa agregó que los empresarios pidieron al gobierno provincial que posponga “el pago” del primer vencimiento de la cuota del préstamo”, otorgado en marzo, para que las empresas pudieran “solventar sueldos, insumos y operatividad”.

(Télam)